Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas elude condenar a Israel y considera "defensiva" su ofensiva sobre Gaza

Siria e Irán advierten sobre las "repercusiones" de las operaciones israelíes en la franja

Madrid / Praga / París

La Presidencia de la UE ha evitado condenar la ofensiva por tierra y aire que ha lanzado este sábado, tras una semana de castigo aéreo, el Ejército israelí en la franja de Gaza. En un comunicado divulgado por la presidencia de turno checa, Bruselas asegura que la operación militar es "defensiva, no ofensiva". "Hasta el momento, desde la perspectiva de los últimos días, entendemos que esta estapa es defensiva, no una acción ofensiva", ha asegurado el portavoz de la presidencia de la UE, Jiri Potuznik.

El Gobierno francés, en cambio, ha expresado una firme condena sin paliativos y ha llamado a las dos partes en conflicto a que acepten un alto el fuego inmediato. "Francia condena la ofensiva terrereste israelí contra Gaza al mismo tiempo que condena el lanzamiento de cohetes [por parte de los milicianos palestinos] ", ha dicho el ministro de Exteriores en un comunicado.

"Esta peligrosa escalada militar complica los esfuerzos de la comunidad internacional y en particular de la Unión Europea y Francia, que reclaman un cese de hostilidades, la llegada inmediata de ayuda a la población y la consecución de un alto el fuego permanente", reza el comunicado.

Por su parte, Siria e Irán han advertido sobre las "repercusiones" que puede haber en la estabilidad de la región a causa del bombardeo israelí a la franja de Gaza y han pedido a la comunidad internacional que presione a Israel para evitarlo. La declaración ha sido difundida oficialmente tras la reunión que han mantenido en Damasco el presidente sirio, Bashar al Asad, y el jefe del Consejo Nacional de Seguridad de Irán, Said Yalily, que llegó anoche a la capital siria.

Además, se ha informado de que, tras la reunión, el presidente sirio llamó a su colega ruso, Dmitri Medvédev, para conseguir su apoyo con el fin de presionar a Israel para que detenga los ataques contra Gaza, "en abierto desafío a las leyes internacionales".

En medio de los esfuerzos diplomáticos internacionales para suspender la ofensiva, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, se reunirá el lunes con el presidente de la Autoridad palestina, Mahmud Abbas, antes de que éste parta hacia Nueva York, donde apelará al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que presione a Israel para que decrete un alto el fuego en la región.

Sin embargo, una tregua parece lejana, después de que la ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni, advirtiera hoy, antes del inicio de la invasión terrestres,que Israel puede realizar más ataques sobre la franja si no se pone fin al lanzamiento de cohetes por parte de las milicias palestinas.

"Espero que el resultado de esta operación traiga tranquilidad a largo plazo. En el momento que ellos disparen responderemos con gran fuerza", ha dicho Livni, quien es también la candidata a primera ministra del Kadima con vistas a las elecciones del próximo 10 de febrero, en declaraciones a la televisión israelí Channel Two.