Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez saudí se niega a anular el matrimonio de una niña de ocho años

El padre de la menor arregló la unión para saldar una deuda

El juez Abdallah Habib ha desechado la petición para disolver el matrimonio de una niña de ocho años casada con un hombre de 47 en la provincia de Qaism, en el norte de Arabia Saudí. La reclamación ha sido presentada por la madre de la niña, pero el juez la ha rechazado porque "no tiene la custodia de la menor", ha señalado el abogado de la madre a la cadena CNN. El matrimonio fue arreglado por el padre de la niña para saldar unas cuentas.

Abdullah Jtili, el abogado de la madre, ha señalado que su cliente "no puede representar a su hija" en el caso. El letrado ha asegurado que tanto padre como madre están separados y que el matrimonio con un "amigo cercano" del padre ha sido arreglado para finiquitar unas deudas. También ha agregado que apelará la decisión del juez. "La niña no sabe que está casada", ha acotado Jtili.

De acuerdo con el relato del abogado a la cadena norteamericana, el juez ha pedido jurar al esposo no consumar el matrimonio hasta que la niña llegue a la pubertad. Será hasta esa edad en que la menor pueda solicitar un divorcio si lo cree conveniente, ha señalado el juez Habib.

"Hemos estado escuchando sobre este tipo de casos cada cuatro o cinco meses ya que el pueblo saudí cada vez demuestra más su enojo con el matrimonio de niñas pequeñas, sobre todo con hombres mayores", ha señalado Christopher Wilcke, un investigador de Human Rights Watch en la zona.

El matrimonio infantil está muy arraigado en las costumbres rurales de algunos países de la península Arábiga. La sociedad saudí ha comenzado a reaccionar a la afrenta que estos casamientos significan para los Derechos Humanos, en buena parte gracias al trabajo de varios activistas locales que señalan que este tipo de uniones dañan a los niños y trivializan el matrimonio.

En los últimos 20 años el divorcio en Arabia Saudí ha aumentado del 25% al 60%, según datos del Centro de Estudios para la Mujer.