Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno belga presenta su dimisión ante el Rey por el caso Fortis

Alberto II comienza consultas antes de decidir si acepta la renuncia o no

El primer ministro belga, Yves Leterme, ha propuesto este viernes la dimisión en pleno del Gobierno, ante el escándalo del caso Fortis. Leterme hizo esta propuesta a los ministros en una reunión extraordinaria y a continuación se dirigió al Palacio Real, para presentar su renuncia al rey Alberto II, quien ha iniciado de inmediato las consultas antes de decidir si acepta o no la dimisión. "El Rey está suspendiendo su responsabilidad y ha comenzado inmediatamente las consultas", ha informado el Palacio en un comunicado.

El titular de Justicia, Jo Vandeurzen, ya anunció ayer por la tarde su renuncia, tras la publicación del informe del Tribunal de Casación (la más alta instancia judicial del país) que ve "indicios serios" de que el Gobierno intervino para frenar una sentencia judicial en el caso Fortis que le era desfavorable.

En respuesta a una demanda de un grupo de accionistas, el Tribunal de Apelación de Bruselas ordenó la semana pasada la suspensión de todas las decisiones que, en octubre, condujeron a la división y la venta de Fortis, el primer grupo bancario y de seguros del país.

En poco más de dos semanas, entre finales de septiembre y principios de octubre, Fortis fue parcialmente nacionalizado y el grueso de sus activos vendidos al Estado holandés (la parte holandesa) y al banco francés BNP Paribas (casi todo el negocio bancario en Bélgica y Luxemburgo y los seguros de Bélgica). Los accionistas acudieron a los tribunales, descontentos por no haber sido consultados sobre esas medidas.

Según el informe que este viernes ha presentado el Tribunal de Casación, hubo presiones desde el gabinete del primer ministro a los jueces encargados del caso.

Alberto II podría oponerse la dimisión de Leterme y su equipo. El Monarca ya se negó a aceptarla en julio -en ese caso, el primer ministro dimitió por la crisis institucional- y previamente, en otras dos ocasiones, convenció al primer ministro de que no renunciara a su encargo de formar Gobierno.