El Gobierno salvadoreño denuncia la creación de grupos armados ilegales

Algunos datos oficiales relacionan veladamente al FMLN, principal partido opositor, con estas formaciones

El Gobierno de El Salvador, a través de su Consejo de Seguridad Nacional -integrado por los servicios de inteligencia del Estado, Ejército y policía-, ha confirmado durante el fin de semana la existencia de unos 40 grupos armados ilegales en varias zonas del territorio nacional, especialmente en aquellas donde hubo presencia guerrillera durante la guerra civil, que finalizó hace 16 años.

Se trata de 40 grupos irregulares, con centros de adiestramiento militar y organizados en columnas de individuos que se desplazan con armas de guerra, que han sido detectados en al menos siete zonas del norte, centro, costa y oriente de El Salvador. Algunas de estas localidades están gobernadas desde las elecciones del año pasado por el izquierdista Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN).

Las acusaciones del Gobierno, en manos de la conservadora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), no se dirigen directamente contra el opositor FMLN, pero la prensa salvadoreña ha publicado estos días varias fotografías distribuidas por el Ejecutivo en las que aparecen líderes izquierdistas en un acto conmemorativo y de homenaje al comandante Dimas Rodríguez, un jefe guerrillero muerto hace 19 años; a dicho acto asistió una formación de ex combatientes vistiendo uniformes y portando unas armas que el FMLN dijo eran de plástico, aunque el Gobierno cree que son reales y una posible prueba de la ilegalidad de los grupos armados.

"En un territorio tan pequeño como El Salvador, cada vez más cruzado por carreteras y con presencia de la institucionalidad del Estado, ¿cómo pueden moverse 40 grupos ilegales con armas de guerra sin haber un solo capturado? Esto muestra dos cosas: o es una campaña política absurda o se trata de una muestra más de la incapacidad de la seguridad pública al no actuar ante las ilegalidades", reflexiona la socióloga y politóloga Dolores Alfaro.

Un amplio reportaje publicado en el diario La Prensa Gráfica aseguraba el pasado sábado que la inteligencia militar había "detectado actividades de adiestramiento en tiro y movilizaciones de columnas formadas por individuos equipados con fusiles de guerra tipo AK-47, M-16 y AR-15". El general Jorge Alberto Molina, ministro de Defensa, confirmó la información y las zonas de los movimientos: al norte de San Salvador, en La Montañona, Chalatenango, el Paisnal, Volcán Guazapa y Suchitoto. En la zona central, en Tecoluca y Bajo Lempa. En el oriente, en la zona de Perquín.

Ni el Ejército, ni la policía, ni la fiscalía hablan de las motivaciones de estos grupos, pero han advertido que disponen de expedientes al respecto desde el 5 de junio de 2006, cuando un manifestante, Mario Belloso, disparó con un fusil M-16 contra un pelotón antidisturbios de la policía en medio de una manifestación estudiantil que protestaba por el incremento de los precios del transporte público. Murieron dos agentes y cuatro resultaron heridos. El Gobierno intentó culpar al FMLN de la acción, pero éste se desvinculó totalmente de los hechos y de Belloso, quien un año después fue capturado, procesado y sentenciado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por su parte, el candidato del FMLN a la presidencia salvadoreña, el periodista Mauricio Funes, emitió una declaración desde Washington, donde se encontraba por invitación del Departamento de Estado, en la que anunció que hoy acudirá al Ministerio de Defensa para recabar la información publicada, ya que no debe quedar "ninguna duda sobre la existencia o no de esos grupos y de sus propósitos". Además, exigió que, "de confirmarse efectiva y verazmente la existencia de los mismos, se los identifique y sean juzgados de acuerdo con la ley y el máximo rigor posible".

El FMLN lidera las preferencias para las elecciones de enero y marzo de 2009, según los sondeos.

El ministro de Seguridad, René Figueroa, junto a la foto de uno de los supuestos grupos ilegales
El ministro de Seguridad, René Figueroa, junto a la foto de uno de los supuestos grupos ilegalesAP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS