Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"He dado la consigna: chileno que entre en Perú, ya no sale"

Un alto responsable del Ejército peruano coloca a su país al borde de un conflicto diplomático con Chile

Santiago de Chile / Lima

Unas inesperadas y altisonantes declaraciones del general del Ejército peruano, Edwin Donayre, han desatado una ola de indignación en Chile, país al que se ha referido en muy duros términos en una grabación que ha sido ampliamente difundida por medios chilenos este miércoles.

Varias televisiones y las ediciones en Internet de los principales diarios del país andino han publicado el vídeo de la polémica en el que aparece el militar, vestido de uniforme, participando en una reunión aparentemente informal con otros compañeros de armas y algunas mujeres. En tono entre jocoso y amenazante, lanza una durísima soflama contra sus vecinos chilenos: "He dado la consigna que chileno que entra [en Perú] ya no sale, saldrá en cajón. Si no hay suficientes cajones, saldrán en bolsas de plástico".

La perorata del general no se queda ahí. Después, el vídeo muestra al actual comandante en jefe -cuando fueron grabadas sus declaraciones era jefe militar de la región de Arequipa, en el sur de Perú- dirigiéndose a las mujeres, a las que las pide, entre risas, que "enamoren" a los chilenos para después hacer de "mujeres bomba". En ese momento el militar es interrumpido por una risotada de todos los presentes. El vídeo, aparentemente fue grabado el pasado mes de febrero y ha sido colgado esta semana en You Tube.

"Declaraciones infelices"

El Gobierno de Alan García se ha apresurado a condenar unas "infelices" declaraciones de su jefe del Ejército. El canciller peruano, José Antonio García Belaunde, ha desautorizado a Donayre y ha dicho que sus palabras no reflejan "el sentir" de los peruanos. "El Gobierno desautoriza tales comentarios que no representan el sentir de este Gobierno, ni el sentir de la población peruana", ha enfatizado García Belaunde.

Por su parte, el Gobierno chileno, que había exigido inmediatamente al peruano que se desmarcara de una manera "tajante" de las afirmaciones del militar, descarta llamar a consultas a su embajador. La presidenta Michelle Bachelet ha explicado a la prensa que García la llamó por telefono para darle explicaciones y confirmarle que ha pedido la dimisión del comandante, por lo que se "dan por satisfechos".

Se da la circunstancia de que, en septiembre pasado, el comandante en jefe del Ejército peruano ahora envuelto en la polémica condecoró en Lima a su colega chileno, el general Oscar Izurieta, con la medalla de la Orden Militar Francisco Bolognesi, la máxima distinción que otorga el Ejército peruano.

Uno de los objetivos de ese encuentro fue precisamente reforzar el clima de distensión entre los gobiernos de ambos países tras la decisión de Perú de presentar una demanda fronteriza ante la Corte de La Haya.