Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 80 muertos y 164 heridos en Haití al derrumbarse una escuela

Las autoridades buscan entre los escombros - El siniestro podría deberse a un corrimiento de tierras

El derrumbe del colegio La promesa evangélica, ocurrido este viernes en Puerto Príncipe, la capital de Haití, ha matado al menos a 80 personas y dejado 164 heridos, según ha informado el ministro de Juventud y Deporte Evens Lescouflair. En el momento del accidente los alumnos del centro, que acoge a unos 700 estudiantes de entre 10 y 20 años, se encontraban en las aulas y algunos en el patio de recreo. Lescouflair ha apuntado que 58 niños han sido rescatados con vida de los escombros.

Según ha explicado el cónsul de España en Haití, Juan Pedro Pérez Gómez, el siniestro podría deberse a un deslizamiento del terreno, ya que al parecer el centro escolar estaba ubicado en una zona de pendiente erosionada, hecho que ha confirmado el ministro haitiano al señalar que el edificio estaba situado en una zona inestable. Otra de las causas de la tragedia que se barajan es la delicada estructura del edificio.

El derrumbamiento ha afectado a la mayor parte del centro escolar La promesa evangélica, de cuatro plantas. A su alrededor se han congregado decenas de padres en busca de sus hijos. Los cuerpos de los alumnos se encontraban enterrados por bloques de hormigón. "Mi hijo de 15 años, ha muerto. Era mi único hijo", lloraba una mujer de 40 años. "No sé lo que voy a hacer". Otra gritaba buscando a su hija de 12 años, "no se si está viva o muerta", se lamentaba.

La policía y las fuerzas de paz de Naciones Unidas en este país del Caribe han comenzado la búsqueda de supervivientes. "Treinta personashan muerto y hay aún muchos cuerpos bajo los escombros", ha afirmado el mayor del ejército filipino Donald Hongitan, que se encontraba entre las fuerzas de paz de la ONU. El portavoz de la policía Carl Henry Boucher ha afirmado que más de 25 personas habían sido trasladadas al hospital en estado grave y que el pronóstico de muchos de ellos era crítico. También ha añadido que continuaban buscando cuerpos sepultados bajo los escombros.

El presidente haitiano, Rene Preval, y la primera ministra, Michelle Pierre Louisel, se han desplazado al lugar de los hechos. "Oí y vi con mis propios ojos a niños pidiendo ayuda", ha explicado Preval, según informa el portal 'Haiti Press Network'. Por su parte, el jefe del Ejecutivo ha prometido que el Gobierno mantendrá movilizado a todo el personal a su alcance "para salvar a las máximas personas posibles".