Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush y Obama se reunirán la próxima semana

El presidente republicano promete hacer todo lo posible para garantizar una transición suave. "Es la primera transición en tiempos de guerra en cuatro décadas", recuerda

El presidente  George W. Bush saluda a los empleados de la Casa Blanca después de pronunciar un discurso sobre la transición
El presidente George W. Bush saluda a los empleados de la Casa Blanca después de pronunciar un discurso sobre la transición EFE

George W. Bush y Barack Obama mantendrán una reunión "a principios de la próxima semana" para discutir asuntos como la crisis financiera y la guerra de Irak y para planificar conjuntamente una transición suave al frente de la presidencia de Estados Unidos. Así lo ha confirmado el presidente saliente en una comparecencia en la Casa Blanca, en la que ha vuelto a felicitar a su sucesor demócrata y ha garantizado por su parte enfocart todos sus esfuerzos para que en las semanas que le queden al frente de la Casa Blanca, la transición sea realizada de la mejor manera posible.

La reunión entre ambos presidentes se producirá probablemente el lunes. Será entonces cuando el actual mandatario pondrá a Obama al tanto del Ejecutivo y de la situación en que le entregará el país el próximo 20 de enero.

"Enfrentamos desafíos económicos que no darán tregua para que el nuevo presidente pueda instalarse", ha comentado también Bush al referirse a la crisis financiera que ha tambaleado a los mercados mundiales y la próxima reunión en Washington del G-20 para diseñar un nuevo orden financiero global.

"Esta es la primera transición tiempos de guerra en cuatro décadas. Todos queremos asegurarnos de que el próximo presidente pueda trabajar desde el primer día", ha dicho Bush en un discurso en la Casa Blanca ante sus empleados.

Bush ha comentado que se está preparando todo el material para la transición, en un esfuerzo "sin precedentes". "Asegurar que esta transición sea lo más fácil posible es una prioridad para el resto de mi presidencia", ha dicho Bush a más de un millar de empleados federales en la Casa Blanca.

Obama, electo el martes en unos comicios que han hecho historia en Estados Unidos, ha mantenido este viernes su primera reunión con los organismos de inteligencia, para hablar sobre los temas de seguridad. Ésta es una reunión que se hace diariamente bajo el mandato de Bush, para informar al presidente de primera mano cuál es la situación de seguridad interna y las amenazas terroristas y cómo se desarrollan los dos frentes de guerra, Irak y Afganistán, que lidera EE UU.