España consigue el apoyo de México para asistir a la reunión del G-20

La crisis financiera constituye el punto central de la XVIII Cumbre Iberoamericana, que ha comenzado este miércoles

El presidente de México, Felipe Calderón, ha expresado su apoyo a la presencia de España en la reunión de líderes del G-20 que se celebrará a mediados del mes de noviembre en Washington, y donde se diseñará la nueva estrategia financiera mundial. Calderón, cuyo país pertenece al grupo conformado por las ocho economías más importantes y doce países emergentes, ha comunicado su apoyo durante la reunión bilateral que ha mantenido esta madrugada con el presidente Zapatero y los Reyes, en el marco de la XVIII Cumbre Iberoamericana, que se ha inaugurado este miércoles por la noche en El Salvador.

La crisis financiera internacional ha sido el asunto principal de la entrevista, según fuentes del Gobierno español, que han asegurado que en la reunión no se ha hablado de ninguna fórmula concreta que posibilite la presencia de España en la cumbre y han insistido en que la participación española debe articularse en el marco de la Unión Europea.

Más información
Iberoamérica reclama una "participación universal" en la solución de la crisis

El presidente Rodríguez Zapatero espera, además, convencer a su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en San Salvador de que lo invite a Washington, tras la negativa de Estados Unidos ya que España no forma parte del grupo. Brasil ejerce actualmente la presidencia del G-20, del que también forman parte México y Argentina.

El Salvador, país anfitrión de la cumbre, también ha dado su apoyo a España, al que considera un "actor importante" en la escena económica mundial, ha expresado su ministra de Exteriores, Marisol Argueta.

La crisis, punto central de la cumbre

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La XVIII Cumbre Iberoamericana, en la que participan jefes de Estado y de Gobierno y representantes de 22 países, ha arrancado esta madrugada en la capital salvadoreña con un llamamiento a los países de la región a trabajar conjuntamente para luchar contra la grave crisis financiera internacional. Así lo ha expresado el Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias, durante la ceremonia de apertura. Iglesias, quien ha sido reelegido en su cargo en el transcurso de la cumbre, ha asegurado que la actual es "una crisis grave, inédita, que supera en complejidad la crisis de la década de los años 30", pero también ha lanzado un mensaje de confianza y ha sostenido que América Latina "está mejor preparada que nunca" para hacer frente a las turbulencias de los mercados.

Por su parte, el presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, ha invitado a los Jefes de Estado y de Gobierno asistentes a la cita a buscar "un nuevo gran pacto internacional" para superar la crisis económica global. "Ya no hablemos más de la crisis, hablemos de soluciones, condensemos todas estas iniciativas en un solo documento que nos sirva como carta de negociación ante el mundo", ha dicho Saca.

La ministra de Exteriores del país anfitrión, Marisol Argueta, ha declarado que esta reunión es "una excelente oportunidad para que los países iberoamericanos podamos llevar una voz compartida" a Washington.

El temor a un contagio de la crisis financiera mundial en América Latina, por el momento a resguardo de las principales consecuencia del huracán que sacudió a los mercados internacionales, domina la cumbre que fue concebida en principio para centrarse en dar respuestas a los graves problemas de pobreza y exclusión que sufren millones de jóvenes latinoamericanos. Los ministros de Exteriores han abordado la crisis financiera y hecho una exposición de cómo la están evaluando sus respectivos países. Según Argueta, se pretende elevar esas conclusiones a los mandatarios que este jueves evaluarán por primera vez de forma conjunta la situación en una reunión privada.

Este jueves tendrá lugar la primera sesión plenaria de trabajo de la Cumbre, que será seguida por un encuentro privado en el que participarán sólo los presidentes y en el que está previsto que se debata a fondo la actual situación financiera global.

Ausencias

La cita de este año contará con las ausencias del presidente venezolano, Hugo Chávez (Venezuela no lleva ninguna delegación) y el uruguayo, Tabaré Vásquez, a quien sustituye su vicepresidente, Rodolfo Nin Novoa, quien llegó la noche del martes a El Salvador.

Chávez, quien en la cita del año pasado protagonizó el famoso altercado con el Rey Juan Carlos del "¿Por qué no te callas?", alegó razones de seguridad para no asistir, ya que teme ser víctima de un atentado. Según el mandatario venezolano, en El Salvador hay agentes de la CIA y del FBI, así como mafias cubano- estadounidenses controladas por Luis Posada Carriles, exiliado cubano anticastrista y ex agente de la CIA.

Cuba, por su parte, rebajó el nivel de la delegación que representará a la isla y ha enviado a su embajador en Brasil, Pedro Núñez. El Gobierno de La Habana solía estar representado desde 2001 en estas citas anuales a nivel de vicepresidente, como ocurrió el año pasado, con la presencia del Carlos Lage.

Políticas hacia la juventud

"Tenemos ante nosotros un desafío histórico, porque nuestra juventud, nuestro divino tesoro, espera una respuesta de nosotros a la altura de los tiempos", ha dicho la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, durante la inauguración de la cumbre en San Salvador. De esta forma la mandataria chilena ha hecho referencia a los jóvenes y el desarrollo, asuntos centrales de esta cumbre, aunque desplazados por la gravedad de la crisis financiera.

Antes de la inauguración oficial de la cumbre, los ministros de Exteriores han dado luz verde a los documentos que deberán avalar los mandatarios y que incluyen una Declaración sobre el tema central de la reunión Juventud y Desarrollo, en la que se recuerda "el papel central del Estado en el establecimiento de políticas públicas destinadas a mejorar la calidad de vida de las personas jóvenes y a lograr sociedades más inclusivas, justas y solidarias".

También han dado el visto bueno al llamado Compromiso de San Salvador para la Juventud y el Desarrollo que incluye el Plan Iberoamericano de Cooperación Integral de la Juventud 2009-2015, la constitución del Espacio Musical Iberoamericano (IBEROSQUESTAS), y otras acciones como el Fomento de la Seguridad Vial o la preparación de campañas contra la violencia de género.

El presidente electo de EE UU no acudirá a la reunión del G-20

La Casa Blanca considera improbable que el presidente electo de Estados Unidos, ya sea Obama o McCain, acuda a la reunión de líderes del G-20, que se celebrará a mediados de noviembre en Washington, a la que sí acudirá George W. Bush como presidente en funciones.

"Creo que el presidente electo no querría que retrasáramos una reunión de tamaña importancia hasta enero, o más tarde, porque hay cuestiones graves a las que tenemos que empezar a hacer frente ya para evitar que se repitan", ha explicado la portavoz presidencial, Dana Perino.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS