Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil, conmocionada por la muerte a manos de su ex novio de una chica de 15 años

El joven la mantuvo secuestrada junto a una amiga durante cuatro días y luego le disparó en la cabeza

Brasil ha amanecido hoy conmocionado por un caso que ha mantenido en vilo al país durante toda la semana. Lindembergue Fernandes, un joven de 22 años, secuestraba el pasado lunes a su ex novia, Eloá Cristina Pimentel, de 15, cuando ella estaba estudiando con tres amigos en su casa. El chico, despechado por la reciente ruptura de una relación que había durado dos años, irrumpió en el apartamento armado, dejó ir a dos de los amigos y retuvo a su ex novia y a su amiga Naiara Rodrigues, también de 15 años.

La policía, que se personó el mismo día del secuestro delante del apartamento, comenzó unas difíciles negociaciones con el chico, y los canales de televisión de todo el país instalaron sus cámaras frente al edificio, en un barrio obrero, para transmitir en directo todas las incidencias del caso. El martes por la noche Fernandes liberó a la amiga de su ex novia, pero la joven decidió regresar por su propio pie al apartamento el jueves para negociar con el secuestrador y fue retenida de nuevo.

El viernes, tras cuatro días agónicos, la policía decidió entrar en el apartamento a liberar a las dos chicas secuestradas. Cuando lograron acceder a la vivienda, Eloá Cristina tenía un tiro en la cabeza y otro en una pierna, pero seguía con vida. Su amiga fue alcanzada por una bala en el rostro, aunque su herida no reviste gravedad. Pimentel, la más grave de las dos, entró en coma irreversible ayer sábado y ha fallecido esta mañana, hora brasileña, después de sufrir muerte cerebral.

El secuestrador logró salir ileso del incidente, pero ha sido recluido en una cárcel de Sao Paulo, donde esperará el juicio. Se enfrentará a una pena máxima de 30 años de prisión.