Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La carrera hacia la Casa Blanca

Obama: "Necesitamos un nuevo rumbo"; McCain: "Yo no soy el presidente Bush"

La economía y los ataques de McCain a Obama, protagonistas del tercer y último debate presidencial entre los candidatos a la presidencia de EE UU

Los dos aspirantes, durante el tercer debate presidencial.
Los dos aspirantes, durante el tercer debate presidencial. AFP

Consciente de que quedan menos de tres semanas para las elecciones presidenciales en EE UU y de que el demócrata Barack Obama posee una sólida ventaja en las últimas encuestas, el republicano John McCain ha optado a la desesperada esta noche, en el tercer y último debate presidencial, por retomar los ataques hacia su rival. Este cara a cara, que ha tenido lugar en la Universidad de Hofstra en Hempstead, en Nueva York, ha sido un debate agresivo en el que la sombra del ex radical Bill Ayers, y sus supuestas relaciones con Obama, ha entrado de nuevo en campaña de mano del aspirante republicano.

3.00

Los aspirantes entran en escena. Se saludan y se sientan en sus respectivas sillas, colocadas junto a una mesa sobre un suelo rojo, y con el moderador de la CBS, Bob Schieffer, en el centro, de espaldas al público.

Está claro que la economía va a centrar el debate -Wall Street cerró ayer con una caída del 7% en su índice Dow Jones de Industriales-, y sobre cómo van a afrontar los candidatos la crisis es la primera pregunta del moderador, dirigida en primer lugar al republicano. Hay que recordar que la economía no ha sido el punto fuerte de McCain durante las últimas semanas. Su comportamiento durante la crisis -desde la suspensión de su campaña hasta ofrecer un plan para comprar activos contaminados en el pasado debate- parece que han tenido el efecto contrario al que deseaba y han minado la confianza de los votantes y alejado a los independientes.

"Los estadounidenses están furiosos, quieren que el país tome una nueva dirección", indica el republicano McCain. Para el senador por Arizona, las quiebras de las hipotecarias Freddie Mac y Fannie Mae llevaron al colapso del sistema financiero. 300.000 millones de dólares se destinarán a comprar los activos contaminados, si gana el candidato.

Obama, por su parte, en vez de hablar de las causas, se refiere a los retos que hay que encarar. "El plan de rescate es un importante primer paso, pero no hemos visto un plan de rescate dirigido a la clase media", señala el senador por Illinois. Lo que propone Obama es incentivos para las empresas que creen empleos, un recorte fiscal para los que ganen menos de 200.000 dólares al año o apoyar a los dueños de inmuebles para que renegocien hipotecas.

03.07

Primer rifirrafe entre los dos senadores. "No voy a tolerar un aumento de impuestos para las pequeñas empresas -contesta McCain, poniendo el ejemplo de un fontanero, ciudadano de a pie, al que llama "Joe"- que cree que Obama será un impedimento para aquel empresario "que quiera realizar su sueño", a lo que el demócrata contesta: "Voy a recortar los impuestos para el 95% de los estadounidenses".

Se inicia un diálogo fluido entre los dos aspirantes. El demócrata quiere favorecer a la clase media en detrimento de las pequeñas empresas, a lo que el republicano se opone. Obama indica que preferiría que "nadie pagase impuestos" y pone en evidencia las diferencias de planteamiento con McCain. "Lo que necesitamos es recortar los impuestos", enfatiza McCain.

03.13

Schieffer quiere saber si algunos de los programas de los candidatos no podrán llevarse a cabo, dada la gravísima situación actual y dónde se producirán los recortes. Según Obama, que responde con un tono calmado y explicativo, subraya que su propuesta es "invertir ahora para que la gente tenga cobertura médica, lo que recortará gastos en el sistema médico total". "Cuando superemos esta crisis, con propuestas específicas no vamos a volver al colapso de antes", asegura.

McCain alude al asunto de la propiedad inmobiliaria, donde se encuentra el germen de la crisis económica en EE UU. Para el republicano, "es necesario invertir en energía nuclear, para tener independencia energética y generar empleo".

03.20

Como en los dos anteriores debates, Obama saca a relucir la política económica de la Administración Bush y señala que ésta ha empeorado la situación con respecto a hace ocho años. "Yo no soy el presidente Bush", se distancia McCain, que ataca al demócrata afirmando que votó "dos veces por aumentar los impuestos a personas que ganan 42.000 dólares al año".

"Necesitamos un nuevo rumbo", subraya Obama, quien cree que McCain ha sido un "ferviente partidario" del presidente Bush "en asuntos como la tortura, por ejemplo".

03.25

El debate cambia de tercio. El moderador menciona ahora los distintos rumbos que han tomado las campañas de los aspirantes. "El tono se ha tornado muy difícil, pero ha tomado un viraje inaceptable", señala McCain, quien indica que "el senador Obama ha dedicado más dinero a asuntos negativos en esta campaña que en ningún otro momento de la historia".

Para Obama, "dos tercios de los ciudadanos piensan que la campaña del republicano ha sido negativa" y "es importante tener un debate fuerte sobre el seguro médico" o sobre los asuntos que interesan a los estadounidenses. "Lo que se merecen es que se hable de lo que es importante, la crisis económica, pero la campaña de John (McCain) dijo que había que cambiar de tema", indica el senador por Illinois, que de nuevo quiere subrayar la supuesta estrategia que los republicanos han llevado a cabo para desviar la atención de la crisis.

03.33

"No acepto que se diga que la gente que acude a mis concentraciones no es gente patriótica", enfatiza McCain, que subraya que él "ha repudiado siempre los comentarios subidos de tono".

Según el aspirante demócrata a la Casa Blanca, "lo que es más importante es reconocer que tenemos dos guerras: la peor crisis financiera desde la Gran Depresión, entre otras amenazas, y tenemos que poder trabajar juntos (...), sin insultarnos".

03.36

Al contrario de lo que sucedió en los dos primeros debates, esta vez ha salido a la palestra, de la mano de McCain, la polémica de la supuesta relación de Obama con Bill Ayers, ex radical que en los años 60 hizo un llamamiento a cometer atentados terroristas en Washington. A la desesperada, el republicano ha optado de nuevo por el ataque personal contra el demócrata, que le aventaja en las encuestas.

"Ayers se ha vuelto la parte central de la campaña del senador McCain. La verdad es ésta: él es un profesor de la Universidad de Chicago, pero siempre he condenado firmemente sus acciones en aquellos años", se ha defendido Obama, quien ha cortado de lleno con la polémica: "sus ataques dicen más sobre su campaña que sobre mí".

Turno ahora para hablar de las virtudes y defectos de los candidatos de ambos partidos a la vicepresidencia. "Joe Biden (el demócrata) tiene las mejores credenciales en política exterior", empieza Obama; "Biden se ha equivocado en cuestiones sobre política y seguridad nacional", critica McCain. Respecto a Sara Palin, Obama considera que "el pueblo estadounidense decidirá si está capacitada" y el republicano la define como "una gran defensora de las mujeres".

03.46

Tras preguntarles acerca de sus respectivos números dos, el moderador se interesa ahora por la política energética, un tema en el que ambos aspirantes parecen estar de acuero y que consideran una de sus prioridades. "Debemos eliminar nuestra dependencia del petróleo de Venezuela y de Oriente Próximo", comienza McCain, a lo que Obama responde que "en diez años podemos reducir esta dependencia, pero nada es más importante que dejemos de pedir a otros países".

El senador por Arizona decide mencionar ahora la relación de EE UU con Colombia. "Pagamos miles de millones de dólares para llevar nuestros productos a Colombia, en cambio, sus productos llegan gratis (...), son drogas que perjudican a nuestros jóvenes", indica McCain, refiriéndose al actual Tratado de Libre Comercio (TLC). Según Obama: "Este acuerdo tiene que tener protecciones, pero tenemos que defender los derechos humanos y por eso yo apoyé el acuerdo con Perú, pero el punto importante es que el presidente entienda los beneficios del libre comercio y cumpla las normas de los acuerdos ya suscritos".

McCain insiste en el TLC con Colombia y señala que Obama no desea suscribir este acuerdo, "pero sí sentarse con el presidente de Venezuela Hugo Chávez, que apoya a las FARC, una organización terrorista".

03.56

De nuevo surge en el duelo presidencial el estado de la cobertura sanitaria en EE UU. "Estoy convencido de que hay que hacer muchas cosas, los historiales médicos deben estar en Internet y brindarle asistencia a los jóvenes", detalla el senador republicano. Según Obama, "los que sean más mayores verán que son los únicos que no pueden comprarse el seguro médico, si atendemos a lo que propone McCain". "Por primera vez en la historia impondrá impuestos por la cobertura sanitaria de los estadounidenses", recalca.

El aborto ha sido otro de los temas debatidos. Según Obama, "hay que tratar de evitar los embarazos no deseados con educación y debemos ayudar a las madres si deciden tener a su hijo". En un tono agresivo, McCain, contrario al aborto, y que casi ha tildado a su rival de extremista, señala que "por supuesto debemos llegar a un punto común para ayudar a estas jóvenes que se enfrentan a esta decisión y con compasión".

04.16

Llega el turno para los candidatos de hablar de otro tema de política nacional, el de la educación y la investigación. Lo que propone el candidato demócrata es "invertir fondos en la educación más temprana para bajar la delicuencia y reclutar a personal en matemática y ciencias". McCain, sin embargo, opta por recompensar a los "buenos profesores" y "despedir a los malos". Para él, las escuelas independientes "han mejorado el sistema escolar" e "invertir dinero no es la respuesta".

04.27

Los aspirantes ponen el broche final al duelo. "Es un momento cumbre para EE UU", indica McCain, que se promociona diciendo que tiene la experiencia suficiente en varios ámbitos. "Las promesas de esta noche se basan en si ustedes pueden confiar en nosotros (...). Yo he pasado mi vida entera sirviendo a este país y pongo al país primero y espero que me den la oportunidad de poder volver a servirlo".

Obama insiste en la "grave situación" y asegura que "el gran error sería insistir en la política de los últimos años". "Cambio" es la palabra que siempre ha defendido y que ha vuelto a mencionar esta noche. "No será fácil ni rápido, porque va a requerir que todos nos unamos para tener un espíritu renovado de sacrificio, y por eso les pido su voto, y voy a trabajar cada día en favor del futuro de nuestros hijos", concluye el demócrata.