Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alan García pide a Simon luchar "contra la amenaza de la corrupción"

El presidente de Perú toma juramento al nuevo primer ministro tras el escándalo del 'Petrogate', que obligó a la dimisión en bloque del anterior Gobierno

El presidente de Perú, Alan García, ha tomado juramento este martes al nuevo primer ministro del Gobierno, el político independiente de izquierdas Yehude Simon, nombrado el pasado fin de semana tras la renuncia de Jorge del Castillo, que dimitió junto a su Gabinete en pleno por el escándalo de corrupción bautizado como Petrogate, que investiga la presunta entrega irregular de lotes para la exploración petrolera.

Simon asumió el cargo en una ceremonia celebrada en el Palacio de Gobierno de Lima, presidida por Alan García, junto a los miembros del nuevo Ejecutivo, en el que se mantienen diez representantes del anterior Gobierno.

Al tomarle el juramento, García pidió a Simon defender a su país "de la dramática crisis internacional que lo amenaza", luchar "preventivamente contra la amenaza de la corrupción" y "por la erradicación de la miseria y la disminución de la pobreza".

"Estoy seguro de que su compromiso en favor de la justicia va de la mano con su compromiso en favor del crecimiento productivo de nuestra patria", remarcó el gobernante, para luego destacar que Simon promoverá "la unión nacional ante estos tres temas".

Retos de futuro

Simon inicia su gestión con un Gabinete con pocas remodelaciones con respecto al Ejecutivo dimitido de Jorge del Castillo. Hay seis nuevos ministros, mientras que otros diez continúann en el cargo, entre ellos en los estratégicos despachos de Economía, Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Defensa.

Esto tiene mucho que ver con la intención de mantener a los equipos que afrontan la crisis económica internacional y la lucha contra las acciones del grupo terrorista Sendero Luminoso en el interior del país.

Elogiado por su gestión en la presidencia de la región norteña de Lambayeque, y líder del Partido Humanista Peruano, los supuestos vínculos de Simon con la izquierda radical han sido tema de debate en los últimos días. Sus opositores han recordado que fue indultado en el año 2000, tras pasar ocho años en prisión bajo la acusación de apología del terrorismo a favor del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru.

Simon asegura que fue condenado injustamente y resalta su apoyo a la lucha contra el terrorismo, una de las bases sobre las que instalará su gestión, según declaró tras jurar al cargo. También promete luchar contra la inflación y la recesión, "erradicar definitivamente la subversión" y hacer frente a la corrupción. "Este es el inicio de una lucha por la transparencia, contra la corrupción y para empezar una nueva era que requieren todos los peruanos", dijo.