Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España tiende la mano a Cuba

Moratinos anuncia una ayuda de 24,5 millones de euros para la reconstrucción tras el paso de dos huracanes.- Zapatero afirma que su anunciado viaje a Cuba en 2009 es "un proyecto"

El Gobierno español ha ofrecido hoy a Cuba 24,5 millones de euros destinados a la reconstrucción de las zonas afectadas por los huracanes Ike y Gustav durante los próximos dos años. Asimismo, el Ejecutivo ha mostrado su disposición de revisar la petición de La Habana para hacer una "reestructuración" de la deuda comercial que mantiene Cuba con España, ha informado hoy el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en una rueda de prensa celebrada en conjunto con su homólogo cubano, Felipe Pérez Roque, en Madrid.

Para concretar esta reestructuración de la deuda y las modalidades de la ayuda financiera de crédito, una delegación cubana visitará la próxima semana España para reunirse con responsables del Ministerio de Economía y Hacienda. España ha ofrecido a Cuba una línea de financiación de crédito que podría situarse entre 50 y 100 millones de euros.

Moratinos ha subrayado que la relación entre España y Cuba pasa por un momento de "normalidad" y es "positiva" y que los acuerdos que ambos países establecieron durante su viaje a La Habana en abril de 2007 se han ido desarrollando de "forma satisfactoria".

Tanto es así, que el ministro ha anunciado que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha aceptado la invitación de Raúl Castro de visitar la isla el próximo año, en una fecha aún no determinada. Sin embargo, Zapatero ha dicho horas después durante una rueda de prensa en Moncloa al ser consultado al respecto, que su viaje a Cuba es "un proyecto".

"Hay esa propuesta. Es un proyecto que está ahí. Ya veremos en su momento si se consuma y cómo se consuma", ha afirmado Zapatero tras reunirse con el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

En opinión de Moratinos, hay progresos en Cuba después de la decisión de Fidel Castro de delegar el poder en su hermano Raúl y que esta mejoría se ha visto reflejada en el descenso del "número de presos en situación difícil" que había en la isla.

Nada de reformas fuera de la revolución

Por su parte, Pérez Roque, ha asegurado hoy que el Gobierno de Raúl Castro continuará la línea de su hermano y no hará reformas que se salgan del marco de la revolución y del socialismo, aunque ha transmitido el deseo de la isla de buscar ámbitos de acuerdo con la UE.

"Nadie debe hacerse ilusiones" de que Cuba va a "desertar" en su meta de construir una sociedad "justa, incluyente y cada vez más democrática y abierta". Para el ministro cubano, la actual crisis financiera le dice a Cuba de que no se puede copiar el modelo capitalista.

"Dios nos libre de intentar hacer en Cuba el sistema dictado de Wall Street. No queremos imitar. Reconocemos el derecho de cada país a hacer lo que considere. Reclamamos igual respeto para nosotros", ha señalado.

No ha hecho mención a la posibilidad de que haya liberaciones de presos en vísperas del comienzo del diálogo entre Cuba y la UE el próximo jueves en París, tras aclarar que en la isla "no hay nadie preso por pensar distinto".