Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro de Interior italiano afirma que los gitanos se han ido a la "permisiva España de Zapatero"

Roberto Maroni defiende la dureza contra las personas de esta etnia en una entrevista con el semanal 'L'Espresso'

El ministro del Interior italiano, Roberto Maroni, ha asegurado en una entrevista que publicará mañana el semanal L'Espresso que los gitanos que vivían en el país se han marchado a la "más permisiva España". El responsable de la política interna italiana ha descartado que 120.000 personas de etnia gitana hayan abandonado el país. "Han resultado muchos menos", ha afirmado Maroni.

"Muchos se han ido espontáneamente hacía la más permisiva España de Zapatero", ha dicho Maroni, que no ha dado cifras exactas del número de gitanos que viven en Italia o dónde se encuentran actualmente aquellas personas que esperaban afincarse allí.

En la entrevista, que el medio adelanta en su versión digital, Maroni se ha defendido de las críticas que ha recibido el Gobierno de Berlusconi por la medida de censar a los gitanos y tomarles las huellas dactilares. El ministro ha rechazado que la iniciativa trate de hacer una "lista étnica", y que dicho censo ha sido respaldado por el 62% de la opinión pública, según un sondeo publicado por el diario La Repubblica.

Los censos en los poblados gitanos fueron aprobados por la Comisión Europea, que consideró que "no hay indicios de que éstos se hagan por motivos étnicos o religiosos, y que sólo se procede a recabar huellas digitales cuando no hay otra manera para identificar a las personas".

Maroni aseguró que los censos han revelado que en estos campamentos viven italianos, gitanos de origen rumano, rom y sintis de origen italiano e inmigrantes no comunitarios, y que "el verdadero drama es que la mitad de los menores que viven en estos campamentos no tienen padres". El ministro anunció que tras la publicación de los datos del censo se comenzará un programa de escolarización de los menores.