Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soldados estadounidenses matan a ocho personas en Irak

El Ejército de EE UU asegura que uno de los fallecidos es el líder de una célula local de Al Qaeda

Ocho civiles, tres de ellos mujeres, han fallecido este viernes en la localidad iraquí de Dour después de que soldados estadounidenses abrieran fuego en el pequeño pueblo, localizado en Tikrit, en el norte de Bagdad, según han informado policías y testigos. Las fuerzas militares multinacionales, lideradas por EE UU, han asegurado en un comunicado que uno de los fallecidos estaba siendo buscado por supuestas conexiones con una célula local de Al Qaeda.

Inicialmente, fuentes policiales iraquíes dijeron que las ocho personas murieron al ser atacadas en su vivienda por disparos desde un helicóptero militar. Las fuerzas militares conocían el paradero del supuesto terrorista y, cuando llegaron allí, le pidieron que se rindiera. Como no lo hizo y como apareció en la puerta armado, "con intenciones hostiles", fue abatido. También perecieron tres supuestos terroristas y tres mujeres, según la nota oficial.

Dour, la villa donde se produjo la operación, es el lugar donde nació Ezzat Ibrahim Al Douri, el número dos del régimen de Sadam Husein. Douri, que ejerció como vicepresidente del Consejo Revolucionario de Irak en los tiempos de Sadam, es buscando por las tropas estadouidenses en este país, que han fijado una recompensa de 25 millones de dólares para quien dé pistas que lleven a su detención.

En Talafar, trece personas fueron heridas al estallar simultáneamente dos artefactos explosivos colocados debajo de los vehículos de dos clérigos chiíes, que resultaron ilesos, informó hoy el Consejo Supremo Islámico de Irak. El pasado jueves los clérigos Mohamed Jawad Abdelqader y Wali Julaq fueron objeto de atentados, sin que se registraran muertes.

Retiro de tropas

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur ha confirmado que las tropas surcoreanas se retirarán de Irak a finales de 2008 después de cuatro años en el país árabe. En diciembre del año pasado el Parlamento coreano había aprobado la extensión de la presencia en las tropas como parte del apoyo a Estados Unidos en la reconstrucción del país.

Con su presencia, Corea del Sur, ha ayudado en la construcción de escuelas, ayuntamientos y otros edificios públicos, además de proveer servicios médicos para unos 87.000 civiles. En 2004 la misión comenzó con un despliegue de 3.600 soldados, que se han reducido a 520 en la actualidad. El retiro de tropas incluyen los 130 miembros de apoyo aéreo estacionados en Daiman, en Kuwait.