Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Evo Morales exige la retirada del embajador de EE UU de La Paz

El presidente de Bolivia acusa al diplomático de instigar las protestas contra su Gobierno

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha pedido este miércoles de manera oficial la salida del embajador estadounidense, Philip Goldberg, de La Paz. Morales había acusado al diplomático de instigar las protestas contra su Gobierno.

"El embajador de Estados Unidos está conspirando contra la democracia y quiere que Bolivia se rompa", ha dicho Evo Morales durante un discurso pronunciado en el palacio presidencial de la Paz, y ha añadido: "Sin miedo a nadie, sin miedo al Imperio. Hoy día delante de ustedes, delante del pueblo boliviano, declaro al señor Goldberg, embajador de EEUU, persona no grata". Además, el mandatario boliviano ha pedido a su ministro de Asuntos Exteriores el envío de una carta a la embajada estadounidense para exigir el "regreso urgente" de Goldberg a su país.

Este anuncio se produce en un momento en el que Bolivia se ha visto forzada a reducir las exportaciones de gas a Brasil, después de que manifestantes contrarios al Gobierno dañasen un gasoducto, y un día más tarde de la irrupción de una ola de manifestantes en edificios públicos de la ciudad de Santa Cruz, uno de los reductos de la oposición a Morales. Las sospechas de Morales se dirigen al encuentro entre el gobernador de Santa Cruz, Ruben Costas, y el embajador estadounidense el pasado mes de agosto.

Thomas Shannon, secretario de Estado adjunto para Latinoamérica, ha calificado como "lamentable" y "un gran error" el anuncio de la explusión del embajador de su país en Bolivia. "Nos hemos enterado por los informes de prensa y ahora trabajamos para confirmar la noticia", ha explicado el portavoz del departamento de Estado estadounidense, Heide Bronke, quien ha señalado, además, que el Gobierno de su país aún no ha adoptado una posición al respecto.