Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas revelaciones sobre Palin cuestionan su idoneidad como compañera de McCain

Según la prensa, la candidata republicana a la vicepresidencia perteneció al Partido Independentista de Alaska

Los golpes para Sarah Palin, la compañera de McCain en la candidatura republicana a la Casa Blanca, no cesan de caer. Un día después de que trascendiese el embarazo de su hija de 17 años, varios medios, entre ellos el New York Times y The Guardian, han sacado a la luz que Palin perteneció al Partido Independentista de Alaska (AIP, en sus siglas en inglés), información que el Partido Republicano se ha apresurado a desmentir en un comunicado, basándose en la tarjeta de votación de Palin.

Sin embargo, la prensa asegura que Sarah Palin, la actual gobernadora de Alaska, grabó un vídeo para la convención del AIP de este año con un mensaje que rezaba "Alaska primero, Alaska siempre", lo que amenaza con convertirse en uno de los talones de Aquiles de la candidatura de McCain, que ha basado su campaña en el lema "El país primero". En esa convención, el vicesecretario del AIP, George Clark, aseguró a los presentes que Palin fue miembro del partido antes de ocupar su primer puesto político como alcaldesa de Wasilla, una pequeña ciudad en Alaska.

En efecto, desde que el pasado 29 de agosto Palin fuera designada candidata republicana a la vicepresidencia de EE UU, las revelaciones acerca de la segunda de McCain cuestionan la idoneidad de su nombramiento, si bien hoy el propio senador ha salido en su defensa. Entre las últimas noticias que la prensa ha desvelado destaca que contrató a un abogado para representarla en una investigación del estado sobre un posible abuso de poder durante su mandato.

Una comisión parlamentaria del estado de Alaska sospecha que las razones del cese del comisario de policía, Anchorage, una de las ciudades más importantes del Estado, estuvieron relacionadas con su negativa a despedir al cuñado de la gobernadora, Mike Wooten. Wooten estaba embarcado en un complicado proceso legal con la hermana de Palin por la custodia de los hijos de la pareja. La familia Palin considera a Wooten peligroso y de "gatillo fácil", según informa el diario de Alaska, Anchorage Daily News.

Una portavoz de Palin ha negado todos los hechos y ha confirmado que la ex gobernadora ha contratado a un abogado para que la represente ante la comisión de investigación.

Mucho dinero para una ciudad pequeña

Pero aún hay más. Según un análisis realizado por un grupo independiente de control del Gobierno, Sarah Palin gastó casi 27 millones de dólares de los fondos federales en Wasilla, una ciudad de 6.700 habitantes, durante el periodo en el que ejerció como alcaldesa. Este dato podría resultar sorprendente, sobre todo cuando McCain la presentó el pasado 29 de agosto como alguien que "evitó que el Gobierno desperdiciara los impuestos de los ciudadanos" o la mujer que "luchó contra los gastos excesivos del Gobierno Federal".

Además, Palin se ha visto salpicada por el caso del veterano senador por Alaska Ted Stevens, acusado de siete cargos criminales en Washington. Aunque la ex gobernadora se ha distanciado de la historia, lo cierto es que dirigió uno de los grupos políticos encargados de recaudar fondos para su campaña.

Los vicepresidentes que McCain hubiera deseado

Sarah Palin no figuraba entre las primeras opciones de John McCain como su segundo de abordo. Según publica The New York Times el senador todavía albergaba la esperanza durante la semana pasada de que el elegido fuera el también senador Joseph I. Lieberman, un independiente cercano a la campaña. El gobernador de Pensilvania, Tom Ridge, también encabezaba la lista de favoritos.

Sin embargo, la postura de estos dos políticos a favor del aborto, anatema para los cristianos más conservadores, movilizó a los sectores extremistas del partido que advirtieron que la convención republicana podría fracasar si Ridge o Lieberman resultaban elegidos.

Más información