Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren 10 soldados franceses en una emboscada en Afganistán

Hay otros 21 heridos.- Sarkozy viaja esta tarde a Kabul para que los soldados "sepan que Francia está a su lado"

Un grupo de soldados franceses de la fuerza militar de la OTAN en Afganistán fueron este lunes víctimas de una emboscada a unos 50 kilómetros al este de Kabul. Diez de ellos murieron en el incidente y otros 21 resultaron heridos, según ha informado hoy el presidente francés, Nicolas Sarkozy. Se trata del incidente más trágico sufrido por el contingente francés en Afganistán. Ante la gravedad del suceso, Sarkozy ha anunciado que viajará mañana al país.

Los soldados formaban parte de la ISAF, la Fuerza Internacional de Seguridad y Asistencia a Afganistán desplegada por la OTAN tras la invasión estadounidense en 2001 que acabó con el régimen de los talibanes. "En su combate contra el terrorismo, Francia acaba de ser duramente golpeada. Ayer (lunes), 10 de nuestros soldados, pertenecientes al 8º Regimiento de Paracaidistas de Infantería de Marina, al 2º Regimiento Extranjero de Paracaidistas y al Regimieno de Marcha de Chad murieron en Afganistán", ha dicho este martes el presidente Sarkozy en un comunicado, en el que añade que "otros 21 resultaron heridos, durante una misión de reconocimiento conjunto con el ejército afgano". Fuentes afganas han informado previamente de que los soldados franceses participaban en una importante operación contra los talibanes.

Explica París que "importantes medios, aéreos principalmente, fueron puestos en marcha con el apoyo de los Aliados [OTAN], para apoyar y liberar a nuestros hombres, atrapados en una emboscada de extrema violencia". "La misión se desarrollaba en la región de Kabul, donde nuestras fuerzas están presentes con nuestros aliados desde 2002", concluye el texto.

Además del incidente más grave que han sufrido las tropas francesas desplegadas en Afganistán, es el primero desde que en abril, el presidente de la República, Nicolas Sarkozy, anunció un aumento del número de efectivos destacados en el país hasta situarlo en unos 1.800 hombres. Hasta este martes, un total de 14 soldados franceses habían muerto en Afganistán en atentados, combates o accidentes desde 2001.

Ante la gravedad del suceso, Sarkozy ha anunciado que este martes por la tarde saldrá para Afganistán "para asegurar [a los militares allí desplegados] que Francia está a su lado". "Mi determinación está intacta. Francia está decidida a seguir luchando contra el terrorismo, por la democracia y la libertad. La causa es justa, es el honor de Francia y de sus ejércitos el que hay que defender".

Ataque suicida a una base de EE UU

Un grupo de 30 insurgentes talibanes atacó el lunes por la noche una base estadounidense situada en el este de Afganistán y cerca de la frontera con Pakistán, en la provincia oriental de Khost, según ha informado el gobernador, Arsallah Jamal. Después del intento de violar la seguridad de la base, las tropas estadounidenses y afganas lanzaron una operación, todavía en marcha, para perseguir a los insurgentes. Estos emprendieron la huida tras el ataque, en el que murieron al menos seis suicidas después de activar los explosivos que portaban en la cintura.

La base, denominada Camp Salerno, se encuentra en la propia ciudad de Khost, y el lunes por la mañana fue escenario de un atentado suicida en el que murieron nueve trabajadores civiles que se disponían a entrar en el recinto. Este martes por la mañana, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) ha informado en un comunicado de que el "significativo" combate comenzó el lunes por la noche y que todavía continúa en Kabul.

La organización militar de la OTAN no ha precisado más detalles sobre el operativo, pero los residentes de la zona han asegurado que en la lucha entre las fuerzas de la ISAF y los talibanes varias casas explotaron y dos helicópteros evacuaron a varios soldados heridos. El gobernador de la provincia de Khost ha explicado que en el enfrentamiento murieron dos niños y un soldado estadounidense, algo que la ISAF no ha confirmado. Además, el Ministerio de Defensa de Afganistán ha ascendido la cifra de suicidas fallecidos a 13 en su intento de violar la seguridad de la base estadounidense.