Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU pide 40 millones de euros para asistir a las víctimas de la guerra en el Cáucaso

Los fondos serán destinados a nueve agencias del organismo y 16 ONG

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha pedido a la comunidad internacional ayuda urgente por 58,6 millones de dólares (unos 40 millones de euros) para proporcionar asistencia humanitaria a las víctimas del conflicto bélico en el Cáucaso, la mayoría de ellas en Georgia. Los fondos que logre recaudar el organismo a través de su oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria (OCHA) serán destinados a las actividades de nueve agencias de la ONU y 16 ONG que asistirán por los próximos seis meses a los 128.000 desplazados y afectados por la guerra.

Las víctimas del conflicto entre Rusia y Georgia necesitan alimentos, asistencia médica, refugio, agua y servicios sanitarios, ha precisado la OCHA en un comunicado, que hasta la fecha ha recibido 23 millones de dólares (15,6 millones de euros) para financiar sus operaciones de ayuda en el Cáucaso. Algunas agencias humanitarias han visto limitadas sus actividades porque siguen sin tener acceso a algunas zonas donde se concentran los desplazados o a localidades destruidas por los combates.

"Además de los desplazados, nos preocupa mucho la suerte de las poblaciones afectadas, a las que no se ha podido acceder y sobre las que desconocemos el alcance de sus necesidades", ha señalado Catherine Bragg, la secretaria general adjunta de la ONU para Asuntos Humanitarios. La funcionaria ha destacado que ha podido conocer que en esas zonas se han llevado a cabo saqueos y destrucción de propiedades, además de que muchos civiles se encuentran traumatizados por los episodios de violencia que han sufrido.

La OCHA considera que, por ahora, la respuesta humanitaria ha estado bien coordinada, pese a las dificultades de acceso a las zonas devastadas, y que los cargamentos están llegando con regularidad por vía aérea a Tbilisi.

Diferencias por el texto de paz.

El secretario general de la ONU, el surcoreano Ban Ki-moon, ha mantenido este lunes una reunión con el embajador británico ante la organización, John Sawers, culminando así tres días de contactos con los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad para avanzar en una solución negociada al conflicto.

Francia sigue negociando con los otros integrantes del Consejo un proyecto de resolución que selle el fin de las hostilidades y abra la puerta al diálogo entre Georgia y Rusia. No obstante, las diferencias entre la postura de los países occidentales persiste.

Estadios Unidos y el Reino Unido sostienen que el texto debe reafirmar la integridad territorial de Georgia, mientras que Moscú sostiene que la guerra ha puesto en duda el estatus futuro de las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abjasia. La cancillería rusa acusó el lunes a Washington y Londres de intentar "tergiversar veladamente" el contenido del plan de paz europeo, suscrito con Tbilisi tras la mediación del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Rusia aseguró hoy que inició el repliegue de sus tropas en el territorio georgiano desde el inicio de las hostilidades el pasado 7 de agosto.