Irán responde por escrito a la oferta nuclear de las potencias

Un alto cargo iraní sostiene que no incluye la suspensión del enriquecimiento de uranio.- El g-6 analizará mañana el documento iraní

Tres días después de que expirara el plazo informal que dieron las potencias occidentales a Irán para que emitiera una respuesta a su oferta -beneficios diplomáticos y económicos a cambio de suspender el programa de enriquecimiento de uranio-, Teherán ha enviado su contestación. El embajador iraní en Bruselas ha entregado a la UE una respuesta por escrito a la oferta, aunque aún no se conoce el contenido del documento entregado. Un responsable iraní sostiene que no es una respuesta a la oferta occidental y que no se menciona la "doble congelación" -congelación de sanciones a cambio de congelación de actividades nucleares. El G-6 analizará mañana la respuesta.

"La respuesta escrita a los seis países implicados en las negociaciones nucleares ha sido entregada a funcionarios de la Unión Europea por el embajador iraní en Bruselas", ha informado la agencia iraní FARS, sin dar más detalles. No obstante, no se espera más que una respuesta que permita mantener abiertas las negociaciones. Ayer, una llamada telefónica del negociador nuclear iraní, Said Jalili, sobre la oferta de fue calificada de "decepcionante" y "no concluyente", a la espera del documento escrito, que esperaban para hoy.

Más información

Por el momento, no se conocen los detalles del documento entregado por Teherán, aunque un alto cargo del Gobierno iraní, ha dicho a la agencia Reuters bajo condición de anonimato que en el escrito no se menciona la idea de que Irán congele sus actividades nucleares, como le exigen las potencias occidentales. Es más, según este responsable iraní, "la carta entregada no es una respuesta a la oferta de occidente".

Los países implicados en las negociaciones con Irán, el llamado G-6 -los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (EE UU, Rusia, China, Francia y Reino Unido) más Alemania- analizarán mañana en una conferencia telefónica a seis bandas el contenido del documento entregado por Irán. En cualquier caso, la Casa Blanca ha vuelto a advertir de que "si no recibimos un claro mensaje de Irán, no tendremos otra opción que tomar otras medidas" en forma de nuevas sanciones. El G-ya advirtió ayer, ante "la falta de una respuesta clara y positiva" a la oferta, no habrá otra opción que imponer nuevas sanciones.

Tras conocer la noticia, el dirigente libio Muamar Al Gadafi ha aconsejado a Irán que abandone su "posición arrogante" sobre el tema nuclear para que no se exponga a nuevas sanciones internacionales. "Estoy convencido de que son reales las amenazas de intervención militar contra Irán y, si desgraciadamente ello sucede, los iraníes sufrirán la misma suerte que Irak", ha dicho Gadafi.

Doble congelación

La respuesta iraní se espera desde el pasado 22 de julio, cuando se produjo una reunión entre Solana y Jalili. En esa reunión, en la que estuvo presente en número tres de la diplomacia estadounidense, William Burns, se ofreció a Irán la llamada "doble congelación": congelación de las sanciones a Teherán a cambio de la congelación de la actividad nuclear iraní, no instalando nuevos equipos de enriquecimiento de uranio. En aquella fecha se dio a Teherán un plazo informal de 15 días para que emitiera una respuesta. El plazo expiró el sábado.

La oferta de doble congelación sería una base para ulteriores negociaciones, un gesto de buena voluntad por ambas partes a partir del cual comenzaría el verdadero diálogo sobre el programa nuclear iraní y su suspensión o supervisión internacional a cambio de otros incentivos comerciales, económicos y diplomáticos. Occidente cree que Teherán está intentando hacerse con armas atómicas, algo que el Gobierno iraní niega, diciendo que su programa es exclusivamente civil, para la producción de energía.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50