La escalada de tensión entre facciones palestinas se cobra cuatro vidas en Gaza

Tres miembros de Hamás y uno de Al Fatah mueren en una redada contra un clan de este último grupo al que acusan de varios atentados

La nueva escalada de tensión que estalló la semana pasada entre las facciones palestinas Al Fatah y Hamás se ha cobrado este sábado las vidas de cuatro personas, entre ellas tres activistas de Hamás. Los enfrentamientos desencadenados el viernes por la noche en Gaza entre fuerzas de seguridad de Hamas y miembros de un clan cercano al movimiento Al Fatah también han dejado unas tres decenas de heridos, según fuentes médicas palestinas. La cuarta persona fallecida forma parte del clan pro Al Fatah.

Hamás ha informado que dos policía del grupo y un miembro de su brazo armado, las Brigadas de Ezedín Al Qassam, han resultado muertos en los enfrentamientos desencadenados esta noche en Gaza entre partidarios de una y otra, según ha informado Hamás en un comunicado.

Más información

Fue el viernes pasado cuando estalló de nuevo la guerra entre Hamás, que controla la franja de Gaza tras expulsar por las armas a Al Fatah, y el partido del presidente palestino, Mahmud Abbas, que domina Cisjordania. Cinco activistas de Hamás y una niña murieron en una explosión que la organización islamista se apresuró a atribuir a Al Fatah, pese a las negativas de ésta. Al día siguiente, procedió a detener a decenas de miembros de Al Fatah. La medida fue respondida inmediatamente con otros arrestos y durante toda la semana se han producido detenciones cruzadas en Gaza y Cisjordania, oleada que culminó el viernes con el arresto por los islamistas de 17 dirigentes de Al Fatah. Además, los islamistas han cerrado este sábado la emisora de radio La Voz del Pueblo, del Frente Popular para la Liberación de Palestina, cercana a Al Fatah.

Así, no han tardado en aparecer los enfrentamientos armados. Durante esta noche, se han producido tiroteos y explosiones en la ciudad de Gaza, como consecuencia de las cuales ha fallecido un policía de Hamás y un miliciano de las Brigadas de Ezedín al Qassam. El policía ha muerto en una explosión durante una operación en la que los agentes de Hamás pretendían detener a los presuntos responsables del atentado del viernes pasado.

Los enfrentamientos se han producido en el barrio de Shejaia, en la ciudad de Gaza, cuando se ha intentado detener a varios miembros del clan de la familia Helles, miembros de Al Fatah a los que se atribuye el atentado, según ha explicado un portavoz de Hamás. En la operación los Helles se han defendido a tiros y con lanzagranadas. Varias personas más, entre ellas 10 civiles, han resultado heridas. Los miembros del mencionado clan niegan estar detrás del ataque que costó la vida a los cinco activistas y de otros de los que se les acusa.

Según el portavoz, pese a los enfrentamientos, "nuestros agentes se las han arreglado para controlar varias casas de la ciudad y varios de los implicados en los enfrentamientos han sido detenidos".

Lo más visto en...

Top 50