Se suicida el principal sospechoso de los ataques con ántrax

El fiscal iba a pedir la pena capital para el científico del Gobierno de Estados Unidos Bruce E. Ivins

Bruce Ivins, un científico del Gobierno estadounidense identificado como el principal sospechoso de los ataques con ántrax de 2001, se suicidó. Un amigo suyo, que pidió no ser identificado, confirmó a Los Angeles Times que Ivins murió el pasado martes por una sobredosis de analgésicos. La fiscalía estudiaba la posibilidad de pedir la pena capital para él.

El presunto criminal era un reconocido microbiólogo que trabajó durante 18 años en el laboratorio gubernamental de biodefensa de Fort Detrick, en Maryland. El FBI sospecha que podría haber planeado los ataques para probar sobre seres humanos una vacuna en la que estaba trabajando.

Los últimos siete años de su vida los pasó investigando los atentados con la sustancia tóxica, en los que murieron cinco personas, y que fueron efectuados poco después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas y el Pentágono. El veneno era enviado por correo a las víctimas, que quedaban expuestas tras abrir su correspondencia. Los sucesos provocaron una auténtica psicosis en todo el país y originaron en varias ocasiones el cierre de edificios oficiales.

Más información

El científico, de 62 años, había sido notificado hace poco de que se abriría un proceso judicial en su contra. Según la cadena CNN, Tom Ivins, hermano del microbiólogo, fue interrogado hace 18 meses por el FBI para ver si sabía algo de las cartas con ántrax.

La noticia de la muerte de Ivins, que no había sido identificado públicamente como sospechoso, se conoció poco después de que la justicia estadounidense absolviese a Steven Hatfill, otro científico que trabajó para el Gobierno, y que fue indemnizado con más de cinco millones de dólares.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Hatfill, que investigaba temas de biodefensa, fue durante mucho tiempo el principal sospechoso de los ataques y, según Los Angeles Times, la indemnización fue una forma de dejar vía libre para procesar a Ivins.

Ivins murió en su casa presuntamente por una sobredosis de analgésicos.
Ivins murió en su casa presuntamente por una sobredosis de analgésicos.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción