Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sobre con harina siembra la alarma en la Embajada de Estados Unidos en Madrid

Más de 40 oficinas de gobernadores de Estados Unidos y 15 embajadas han recibido paquetes similares y con el mismo remitente

Trabajadores de la Embajada de Estados Unidos en Madrid han detectado esta mañana en la legación diplomática, situada en pleno centro de la capital española, "un sobre sospechoso" y han dado la voz de alarma, según ha informado a esta web una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid. En el sobre había polvo blanco, que en el imaginario colectivo significa antrax desde la psicosis de 2001. Sin embargo, poco después se ha confirmado que la alerta era falsa. El polvo blanco no es más que harina, y el sobre, parte de una amplia campaña lanzada contra 15 embajadas estadounidenses y 40 gobernadores de todo el país en los últimos días. Todas las cartas tienen el mismo remitente y el mismo contenido inocuo.

Tras la recepción del sobre, en torno a las 12.30, la Policía ha establecido un cordón de seguridad en el entorno de la calle Serrano, donde se encuentra la sede, y han pedido a los transeúntes que se alejen, aunque el recinto no ha llegado a ser desalojado. El tráfico se ha cortado a la altura de la Embajada, en el número 75 y en las calles adyacentes, como Bécquer y Diego de León. La calle se ha reabierto al tráfico poco después de las 15.30. Hasta la embajada se han desplazado además numerosas unidades de policía así como ambulancias del Samur y del Summa 112 ante la posibilidad de que pudiera haber heridos. Este importante dispositivo policial, junto con las ambulancias, a mediodía y en una zona tan concurrida, ha causado mucho revuelo.

El sobre ha provocado la activación del protocolo NRDQ para emergencias nucleares, radiológicas, bacteriológicas y químicas, con técnicos equipados con trajes especiales, mascarillas y bombonas de oxígeno. Los técnicos han comprobado que se trata de una falsa alarma como en otras ocasiones. "Lo están inspeccionando", ha explicado la misma fuente policial. Al final, los servicios de emergencias desplazados al lugar han verificado que su contenido no es antrax sino simple harina.

Una "sustancia inocua"

La Jefatura ha detallado que, como parte del protocolo habitual, las personas que han estado en contacto con los sobres sospechosos han sido trasladadas a un centro sanitario para comprobar si han sufrido algún daño. En concreto, los servicios de emergencia han trasladado a seis personas al hospital Gómez Ulla, pero están perfectamente. Poco después, fuentes del Ministerio del Interior han informado de que el caso de Madrid no es un incidente aislado y ha hablado de una docena de embajadas más repartidas por toda Europa. El Departamento de Estado de EE UU ha precisado que en total han sido 15 las embajadas que han recibido estas cartas. Son los mismos sobres con harina, firmados por el mismo remitente, han provocado en todos los casos la alarma del personal de seguridad. Por ejemplo, la Embajada de Estados Unidos en Roma recibió el martes el paquete sospechoso. También se ha producido el envío a Berlín, Berna, Bucarest, Bruselas, Dublín, Copenague, Riga, La Haya, Luxemburgo, Oslo, París, Riga, Estocolmo y Tallin.

Fuentes de la embajada estadounidense han confirmado que ya han sido analizados todos los paquetes que han llegado al resto de las delegaciones diplomáticas de EE UU -cuya localización no han especificado- y que el resultado ha sido que se trataba de una "sustancia inocua" y que el remitente era el mismo en todos los casos. Además, más de 40 oficinas de gobernadores de estados de Estados Unidos han recibido cartas con polvos blancos, según informa el FBI en un comunicado. "Desde el 8 de noviembre, cartas con una nota y un polvo blanco sospechoso han sido recibidas por las oficinas de más de 40 gobernadores en todo el país", dice el agente especial a cargo del caso en el FBI, Robert E. Casey, en un comunicado, en el que confirma también la recepción de cartas en las embajadas.

Hasta ahora, añade el comunicado, "todas las cartas tienen matasellos de Texas y son todas de naturaleza similar", precisa el FBI. En el año 2001, tras los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono, se produjeron numerosos envíos reales y otros tantos ficticios de sobres con el bacilo del ántrax maligno (la variante humana del carbunco) a políticos y periodistas de Estados Unidos. La sustancia tóxica causó la muerte a cinco personas, infectó a otras 17 y desató una auténtica psicosis en EE UU y en medio mundo. El principal sospechoso de esta campaña, Bruce Ivins, un científico del Gobierno estadounidense, se suicidó el pasado abril.