Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 40% de los casos de sida en menores mexicanos no se diagnostica

El 40% de los casos de sida en niños y adolescentes mexicanos no se detecta por falta de concienciación de los pediatras ante el problema que supone la epidemia, de la que se han contabilizado en el país 5.000 infectados menores de 15 años.

Así lo dijo ayer Carmen Gorbea, directora de un equipo científico galardonado con el Premio Nacional de Investigación Pediátrica 2007, con motivo de la XVII Conferencia Internacional sobre Sida (AIDS 2008), que se llevará a cabo del 3 al 8 de agosto próximos en la capital mexicana.

"Lamentablemente se ha incrementado el número de infectados [por el virus]" en México en este grupo de edad en los últimos años. "Hemos estado observando que debutan con VIH individuos cada vez más jóvenes", subrayó Gorbea, citando datos del Centro Nacional para la Detección y Control del VIH/SIDA (Censida).

"Antes el diagnóstico se hacía entre los 25 y los 27 años y en la actualidad se hace entre los 19 y los 22", resaltó la doctora, del comité organizador de AIDS 2008.

A juicio de Gorbea, el factor fundamental de este adelanto en la edad de contraer el VIH es la transmisión en adolescentes, pues en niños prácticamente el único modo de contagio es de madre a hijo durante el embarazo o la lactancia.

"Se está dando un fenómeno que es la chica adolescente que tiene actividad sexual con hombres en la tercera o cuarta década de la vida", en muchos casos prostituyéndose por necesidades económicas, explicó la doctora.

El tratamiento de estas niñas es difícil puesto que, en opinión de Gorbea, "los programas de salud para la mujer mexicana no están diseñados para quien no tiene acceso a la seguridad social" y eso dificulta que puedan recibir prevención y tratamientos.