Obama comparte con Sarkozy los principales retos de seguridad

El candidato demócrata reitera la necesidad del apoyo de sus aliados europeos en temas clave como Irán y la guerra en Afganistán.- Obama llega a Londres para reunirse con Gordon Brown y Tony Balir este sábado

Barack Obama ha compartido este viernes con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, sus inquietudes en cuanto a los retos de seguridad que afronta Estados Unidos y por los que necesita la ayuda de sus aliados europeos. En un ambiente distendido y lleno de bromas, el candidato demócrata ha hablado de sus preocupaciones sobre el desarrollo del proceso de paz entre palestinos e israelíes, Irak, el compromiso para ganar la guerra en Afganistán y de las pretensiones de Irán de continuar enriqueciendo uranio. La visita del candiato demócrata ha sido de sólo unas horas ya que esta misma noche ha aterrizado en Losdres donde se reunirá este sábado con el primer ministro británico, Gordon Brown, y con Tony Blair, su predecesor en el cargo.

Más información

En París ha sido la segunda escala de la gira europea emprendida por Barack Obama, después del baño de masas que vivió ayer en Berlín, donde dirigió un apasionado discurso ante unas 200.000 personas en la Columna de la Victoria. La reunión con Sarkozy se extendió por unos 45 minutos y después en una rueda de prensa, ambos comentaron sus planes de viajar a Sudán para buscar una solución al conflicto que sacude a la convulsionada región de Darfur, y de consensuar las políticas en materia de cambio climático.

En relación a Irán, Obama ha sido enfático al afirmar que se deben buscar todos los medios para evitar que Teherán continúe enriqueciendo uranio, y ha asegurado que Irán no debería esperar que sea elegido el próximo presidente de EE UU para resolver la disputa que tiene con los países occidentales sobre este tema. Paralelamente, se ha mostrado partidario de "presentar una clara elección a Irán: que modifique su comportamiento y se integre plenamente en la comunidad internacional con todos los beneficios que implica, o siga con su programa nuclear ilícito...y se enfrente a sanciones nuevas y más duras".

Con respecto a otro punto de inquietud que centra la atención del candidato demócrata, Afganistán, Obama ha agradecido a Sarkozy por la presencia de tropas francesas y por el anuncio de que París prevé enviar más soldados. "Afganistán es una guerra que tenemos que ganar, no hay alternativa", ha dicho Obama. Al ser consultado sobre la situación en ese país, en el que Obama inició la actual gira el sábado pasado, el senador por Illinois ha dicho que antes de que se envíen tropas adicionales, en primer lugar Estados Unidos tendría que reforzar su presencia con al menos dos brigadas adicionales. Esto daría paso, posteriormente, a que los aliados de la OTAN decidan su contribución.

En este sentido, el jefe del Estado francés señaló que la de aumentar los efectivos de Francia en Afganistán "es una decisión estratégica" sobre la que dijo haber reflexionado "mucho".

"Tremenda convergencia"

Por su parte, Sarkozy ha resaltado la "tremenda convergencia" que hubo durante su encuentro. Ambos se han mostrado distendidos en ésta que ha sido la segunda oportunidad en la que se han visto personalmente. La primera fue durante un viaje que realizó Sarkozy a Washington en 2006, cuando era ministro del Interior. Como un hecho anecdótico, en esa oportunidad se reunió sólo con dos senadores: Barack Obama y John McCain.

El candidato demócrata no ha pasado esto por alto y ha comenzado la rueda de prensa recomendando a los periodistas consultar a Sarkozy sobre las elecciones de EE UU, porque "parece tener buen olfato", lo que generó risas en la sala.

Uno de los puntos importantes de sintonía entre ambos ha sido el compromiso de Obama, en caso de llegar a la Casa Blanca, para fortalecer las relaciones trasatlánticas, después del distanciamiento producido por la guerra de Irak. El candidato demócrata ha deplorado la visión "caricaturesca" que aún mantienen los europeos y los estadounidenses. En este punto, ha recordado el incidente de las patatas francesas y el boicoteo a los productos franceses después de que París rechazara enviar tropas a Irak en 2003. "El estadounidense promedio tiene un gran aprecio por el pueblo francés", ha asegurado Obama.

Próxima parada, Londres

Tras abandonar Francia, el candidato demócrata a la Casa Blanca ha emprendido viaje hacia Londres, a donde ha llegado a las 22.15, para completar la última etapa de su gira europea, dirigida a reforzar sus credencales en política exterior. El avión del senador estadounidense aterrizó en el aeropuerto de Heathrow, en el oeste de Londres y no está previsto que que realice ningún acto público hasta este sábado.

El sábado, Obama se reunirá con el primer ministro británico, Gordon Brown, en su residencia de Downing Street, aunque no está previsto que ambos ofrezcan una rueda de prensa. Es posible, sin embargo, que el candidato demócrata se dirija a los periodistas antes de entrar al despacho de Brown.

Antes de entrevistarse con el jefe del Gobierno, Obama se reunirá con el ex primer ministro Tony Blair, enviado especial del Cuarteto de Madrid para Oriente Medio, y después lo hará con el líder del Partido Conservador, David Cameron.

Lo más visto en...

Top 50