Reportaje:

Los dardos de Chávez

Un repaso a los desencuentros del presidente venezolano con los líderes de otros países

Los desencuentros de Hugo Chávez, presidente de Venezuela, con la política internacional han marcado su trayectoria desde que llegó al poder en 1999. A medida que se ha hecho fuerte en la región latinoamericana, el mandatario venezolano ha elevado el tono de su discurso, llegando a incendiar las relaciones diplomáticas con distintos países como Colombia, España o México. El encontronazo de Chávez con el Rey Juan Carlos durante la XVII Cumbre Iberoamericana en Chile fue uno más de los varios choques que ha provocado el estilo particular del venezolano. Un breve repaso a los nombres que han sido diana de la retórica chavista permite ilustrar a un político polémico y sin pelos en la lengua, capaz de no medir su discurso.

Más información

George W. Bush, presidente de EE UU

Es con diferencia el objetivo primero de Chávez, al que ha dedicado las palabras más mayúsculas de todas y que le han permitido acaparar los titulares. En su programa Aló, presidente, el mandatario venezolano casi se podría decir que tiene una sección dedicada a criticar sin paliativos a Bush. Chávez tiene entre ceja y ceja "al imperio de Washington" contra el que carga sin importar el escenario.

En septiembre de 2oo6, el venezolano declaró en una Asamblea de la Naciones Unidas (ONU) que el estrado en donde acababa de intervenir el presidente estadounidense "olía a azufre". Pero casi se queda en poca cosa en comparación con las acusaciones directas que le ha lanzado. Chávez ha asegurado en repetidas ocasiones que Bush ordenó su asesinato. Del inquilino de la Casa Blanca ha dicho también que es un "asesino y genocida" o "la mayor amenaza para el pueblo latinoamericano y el mundo".

José María Aznar, ex presidente de España

Tantos adjetivos como Bush se ha llevado el ex presidente español, que fue el detonante de la crisis de la Cumbre de Santiago de Chile con el Rey. Chávez no paraba de descalificar a Aznar al que llamó en repetidas veces "fascista". El líder venezolano intervino en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno y lo hizo desvelando algunas conversaciones que tuvo con Zapatero tras la visita de Aznar a Venezuela en 2002. Chávez aseguraba en su discurso que "una serpiente (refiriéndose al ex presidente español) es más humana que un fascista o un racista; un tigre es más humano que un fascista o un racista".

Ángela Merkel, canciller alemana

Después del incidente con el Rey Juan Carlos, Chávez cargó a su estilo contra la canciller alemana, Ángela Merkel, en su programa televisado Aló, presidente. Con su habitual verborrea, el mandatario venezolano volvió a tomar prestada la famosa frase del monarca español. "¿Por qué no te callas?", dijo Chávez a la canciller alemana en respuesta al llamamiento de Merkel hacia los líderes latinoamericanos para distanciarse del régimen que gobierna Venezuela.

El presidente venezolano volvía hacer uso de su habitual dialéctica para criticar la política conservadora de Merkel. "Ella es de la derecha alemana, la misma que apoyó a Hitler y la misma que apoyó el fascismo, ésta es la Cancillería alemana de hoy", comentaba el venezolano ante las cámaras de televisión mientras aseguraba que prefería dejar de hablar porque Merkel "es una mujer".

Álvaro Uribe, presidente de Colombia

Algunos de los dardos más afilados de Hugo Chávez han ido a parar especialmente a Álvaro Uribe. Los desencuentros entre ambos han sido numerosos a raíz de las discrepancias surgidas en torno a la liberación de varios secuestrados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Las posturas parecían irreconciliables después de que el mandatario venezolano se presentó al mundo como mediador de las FARC y quiso apuntarse el tanto de la liberación de Ingrid Betancourt, que finalmente fue rescatada por el Ejército colombiano.

Chávez llegó a asegurar que no volvería a dirigirle la palabra a Uribe, a quien calificó de "traidor", "peón del imperio estadounidense" e "indigno gobernante", y además juró públicamente que Venezuela sólo reanudaría las relaciones con Colombia cuando ya Uribe no estuviese en el poder. En el momento más caliente de la confrontación, Chávez incluso movilizó tropas hacia la extensa frontera colombo-venezolana. La tormenta diplomática se calmó y tuvo su momento de reconciliación en el encuentro iberoamericano en la península de Paraguaná, en el Estado de Falcón, al noroeste de Venezuela.

Vicente Fox, ex presidente de México

Las relaciones entre Venezuela y México se resquebrajaron a partir de un intercambio de insultos entre el entonces presidente mexicano, Vicente Fox, y Chávez, quien lo llamó "cachorro del imperio" por apoyar las políticas de libre comercio de Washington. El líder venezolano siempre ha rechazado de pleno cualquier acercamiento con EE UU y no perdona a sus vecinos latinoamericanos que puedan estrechar lazos con la Casa Blanca.

Lo más visto en...

Top 50