Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cierran los colegios electorales en Zimbabue sin apenas incidentes y poca participación

La Comisión Europea denuncia la "farsa" de las elecciones y el G-8 advierte de que no aceptará estos comicios

La jornada electoral de las presidenciales de Zimbabue, en las que el presidente Robert Mugabe, de 84 años, es el único candidato, ha concluido a las 19.00 (hora peninsular española) con menor participación que en la primera ronda, celebrada el pasado 29 de marzo y en la que ganó la formación opositora Movimiento para el Cambio Democrático (MDC en sus siglas en inglés), de Morgan Tsvangirai, que acusa al Gobierno de forzar a la población a concurrir a las urnas.

A pesar de la victoria de Tsvangirai, la Comisión Electoral de Zimbabue (ZEC), organismo nombrado por el gobierno de Mugabe, señaló que el ganador no había obtenido el número de votos suficientes para impedir la segunda ronda. Tsvangirai ganó con el 47,9% de los votos frente al 43% del presidente.

La carta de presentación de Zimbabue es catastrófica: un cuarto del país vive en el exilio, el 80% de los que se quedan están en paro, hay una inflación del 160.000%. El ambiente se ha tensado en la última semana pero Mugabe, que gobierna el país con mano de hierro desde 1980, no ha reculado en ningún momento ante la presión internacional y ha apurado hasta el último día para hacer campaña.

Intimidación

El líder del MDC se retiró el pasado domingo de las elecciones debido a la campaña de ataques y asesinatos lanzada contra sus seguidores por el Gobierno. En una rueda de prensa en su casa de Harare, Tsvangirai ha denunciado la intimidación que han sufrido los votantes por las milicias de la gubernamental Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF). "Lo que hemos visto hoy no ha sido una elección, sino un acto de intimidación en masa", ha declarado Tsvangirai antes de regresar a la embajada de Holanda en la capital zimbabuense, donde ha estado refugiado desde el domingo por las amenazas recibidas.

Durante todo el día grupos de militantes de la ZANU-PF y otras unidades paramilitares leales al Gobierno han recorrido las calles de Harare acosando a los transeúntes para que fueran a votar, ha constatado la agencia Efe.

Mientras, la comunidad internacional ha vuelto a lanzar a Mugabe una cascada de condenas, que en el mismo día de la celebración de los comicios han venido acompañadas de avisos de primer orden. En mitad de la jornada electoral, la Comisión Europea ha calificado de "farsa" las elecciones y ha anunciado que no legitimará los resultados.

Advertencia del G-8

Pero antes de que se abriesen los colegios electorales, los clamores han llegado desde Japón, donde se han reunido los integrantes del G-8, que han advertido de que se deben respetar los resultados de las elecciones celebradas en Zimbabue el pasado 29 de marzo, cuando ganó el líder opositor y de que no aceptarán la legitimidad de un Gobierno que no refleje la voluntad del pueblo.

A la salida de la reunión del G-8, algunos de sus integrantes se han manifestado contra la situación actual del país africano. La secretaria de Estado estadounidense, Condolezza Rice, ha asegurado que su país consultará al resto de integrantes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) para decidir qué pasos dar a partir de hoy.

Solana: "El resultado de los comicios no es legítimo"

El jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, ha asegurado que la falta de libertad en la segunda vuelta de las elecciones en Zimbabue ha privado al pueblo de su "dignidad" y ha insistido en que el resultado de los comicios "no puede ser considerado legítimo". "La democracia no se ha respetado con la elección de hoy. El pueblo de Zimbabue ha sido privado de su derecho a votar libremente", ha declarado Solana en un comunicado. El Alto Representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común ha advertido de la "amenaza para la estabilidad regional" que supone el deterioro de la situación en Zimbabue. Como conclusión, ha confiado en que la Unión Africana y la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional "saquen las conclusiones necesarias".

Más información