Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil reduce a cero la tasa máxima de alcohol al volante

Hasta ahora la tasa de alcoholemia permitida era de 0,6 gramos por litro de sangre

Desde el ayer jueves la tasa máxima de alcohol al volante en Brasil será de 0,0 gramos. Su presidente, Luiz Inácio Lula da Silva ha sancionado una ley que prohíbe ponerse al volante de vehículos con cualquier grado de alcohol en sangre, al mismo tiempo que endurece los castigos por embriaguez durante la conducción. Hasta ahora la tasa de alcoholemia permitida en Brasil era de 0,6 gramos por litro de sangre.

La multa por conducir con una tasa de alcohol superior a la permitida, es decir, cualquiera superior a cero, tendrá que enfrentarse a una multa de 955 reales (unos 385 euros), correspondiente a una "sanción gravísima", que además supondrá la pérdida del permiso de conducir durante un año.

Otra de las novedades de esta ley es la obligatoriedad de someterse a la prueba del alcoholímetro, que antes era optativo y la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas en establecimientos situados junto a las carreteras bajo administración del Gobierno federal, con excepción de los tramos urbanos. Los establecimientos que violen la prohibición tendrán que someterse al pago de multas de 1.500 reales (unos 600 euros).

Según estudios elaborados por el Ministerio de Justicia de Brasil durante los últimos cuatro años, cerca del 80% de las víctimas mortales en accidentes de tráfico presentó restos de alcohol en sangre.