Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevo caso de pérdida de documentos en el Gobierno británico

Una diputada laborista había descargado un informe en su ordenador personal, que luego fue robado.- La semana pasada un alto funcionario olvidó documentos secretos en un tren

El Gobierno británico afronta un nuevo escándalo de pérdida de documentos oficiales de seguridad tras el robo del ordenador personal de la diputada laborista Hazel Blears, que contenía informes sensibles relativos a Defensa y extremismo radical, según informan los medios británicos.

El hurto se produjo el pasado domingo en la oficina de la parlamentaria en su circunscripción, Salford, y al precedente de la semana pasada, cuando un alto funcionario del Ejecutivo olvidó información de alto secreto en un tren.

Downing Street ha ordenado una investigación urgente de los hechos. Blears, secretaria de Estado para las Comunidades y el Gobierno Local, podría recibir una sanción disciplinaria, ya que pidió que le remitiesen por correo electrónico los documentos y los descargó en su ordenador personal, lo que está prohibido. El caso de los documentos olvidados en los trenes acabó con el cese del funcionario del Gobierno de Gordon Brown.

Sin embargo, en esta ocasión los datos extraviados, relativos a defensa y extremismo radical, no contendrían ningún certificado que pudiera comprometer la seguridad nacional, si bien la diputada habría quebrado las normas restrictivas que pesan sobre el traslado de documentos del Gobierno, que prohíben su descarga en ordenadores personales.

Además, entre los trabajos presentes en la memoria del ordenador aparecería información sobre el malestar de algunos miembros del Ejecutivo acerca de la planificación legislativa prevista por el primer ministro, Gordon Brown. La Policía de Manchester se encuentra ya investigando el caso, en el que el único objeto extraído del despacho fue precisamente el ordenador personal.