Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa recibe a Bush en la Torre de San Juan

El Vaticano cambia el protocolo para que se reunan por tercera vez el presidente estadounidense y Benedicto XVI

El presidente de EE UU, George W. Bush, ha llegado hoy al Vaticano para entrevistarse con Benedicto XVI, la tercera vez que se reúne con el Papa y con la que concluye su visita a Roma, tras reunirse con el primer ministro, Silvio Berlusconi, y antes de viajar en las próximas horas a París.

Bush ha llegado al Vaticano a las 10.50 horas (08.50 GMT) en medio de fuertes medidas de seguridad y ha entrado en el pequeño Estado a través del Arco de las Campanas, tras atravesar la plaza de San Pedro. Decenas de carabineros y policías antidisturbios custodiaban la plaza vaticana y la vía de la Conciliazione, la amplia calle que une el Vaticano con Roma. La basílica de San Pedro ha sido cerrada a los turistas.

Bush acude a la cita con el Papa acompañado de su esposa, Laura, y un séquito del que formaba parte la embajadora de EE UU ante la Santa Sede, Mary Ann Glendon. "Qué honor, qué honor", ha dicho Bush al Papa antes de entrar en la Torre de San Juan, donde mantendrán un coloquio privado.

Para esta visita, el Vaticano ha cambiado el protocolo y en vez de la Biblioteca del Pontífice, donde se celebran normalmente las audiencias, ha elegido la Torre de San Giovanni, que se alza en la Muralla Leonina, que se encuentra en el interior del Vaticano y en medio de los frondosos y bien cuidados jardines. La Torre de San Juan fue utiliza por Juan Pablo II en 1978 como residencia provisional cuando fue elegido Papa hasta que se completaron las remodelaciones que se realizaron en el apartamento papal.

Este encuentro llega dos meses después de que la visita de Benedicto XVI a EE UU. Las relaciones entre la Administración estadounidense y el Vaticano han mejorado después de la oposición que mostró Juan Pablo II a la guerra de Irak. Benedicto XVI y Bush han compartido un discurso similar en cuestiones como el aborto, los matrimonios homosexuales y la investigación con células madre.