Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Ecuador lanza una advertencia a las FARC

"Si nosotros encontramos patrullas, campamentos de las FARC en suelo ecuatoriano, será considerado una acción de guerra", ha afirmado Rafael Correa

"No vamos a permitir que ninguna fuerza regular o irregular extranjera ultraje suelo ecuatoriano. Si nosotros encontramos patrullas, campamentos de las FARC en suelo ecuatoriano, será considerado una acción de guerra". Esta ha sido la advertencia que ha lanzado hoy el presidente de Ecuador, Rafael Correa, a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) después de que el ataque militar ordenado por Bogotá a un campamento de los guerrilleros en ese país desatara la crisis diplomática más grave de los últimos años entre ambas naciones.

En un encuentro con corresponsales extranjeros, Correa ha afirmado: "Le digo a las FARC: ya basta, no pongan un solo pie en territorio ecuatoriano". Correa ha vuelto a pedir a las FARC que liberen "sin condiciones" a todos los secuestrados y reiteró que su país está dispuesto a llevar a cabo tareas humanitarias para liberarlos.

El presidente ecuatoriano ha asegurado que nunca ha conocido a nadie de las FARC, y ha vuelto a calificar de "mentira" la acusación del Gobierno colombiano de que ha desautorizado acciones contra esa guerrilla y se mostró dispuesto a hacer públicas sus conversaciones reservadas con mandos militares para demostrarlo.

Por otro lado, en la visita que mañana hará a Quito el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Isulza, Correa le pedirá que pare las agresiones del Gobierno de Colombia a Ecuador. Ha dicho que será difícil restablecer las relaciones con Bogotá, rotas tras la violación territorial en el ataque militar colombiano contra un campamento de las FARC en Ecuador del pasado 1 de marzo, mientras Bogotá mantengan las "mentiras e insidias" y la campaña de desprestigio que considera que Bogotá mantiene contra Quito.

También ha destacado la conveniencia de la creación de una Organización de Estados Latinoamericanos (OAL) en busca de una política de defensa a nivel regional, que incluya a Cuba.