Los maoístas dan la sorpresa al encabezar el escrutinio de votos en Nepal

Pese a los 13.000 muertos durante la década de guerra que siguió al levantamiento armado maoísta en 1996, el electorado parece haberles otorgado el crédito de la paz

Los ex rebeldes maoístas de Nepal llevaban hoy una sorpresiva ventaja en el primer recuento de votos tras unas elecciones que buscan cimentar el acuerdo de paz que puso fin a una década de guerra civil. Pese a los 13.000 muertos durante la década de guerra que siguió al levantamiento armado maoísta en 1996, durante la que los guerrilleros fueron acusados de innumerables violaciones de los derechos humanos, el electorado parece haberles otorgado el crédito de la paz.

De momento, la Comisión Electoral sólo ha completado el recuento de votos en 12 de las 239 circunscripciones, y los maoístas han obtenido la victoria en siete, seguidos del Partido del Congreso (NC) del primer ministro Girija Prasad Koirala en tres, y los marxistas-leninistas en dos. El escrutinio está en marcha en otras 137 circunscripciones, con los maoístas liderando en 69 de ellas, según datos aún muy parciales recogidos por la agencia Nepalnews en su página web.

El líder de los antiguos rebeldes maoístas, Pushpa Kamal Dahal, conocido por el nombre de guerra de Prachanda, ha anunciado hoy su intención de apostar por una "paz sostenible" dentro de una "república federal" en sus primeras declaraciones tras los resultados iniciales de los comicios a la Asamblea Constituyente nepalí, que conceden por el momento la victoria al Partido Comunista de Nepal-Maoísta (CPN-M).

Prachanda ha conseguido un escaño por Katmandú para la Asamblea Constituyente, según informan los medios locales, que precisan que habría logrado una amplia ventaja respecto al segundo candidato más votado.

Nepal celebró elecciones el jueves pasado para escoger a los 601 miembros de una asamblea especial a la que se ha encargado que prepare el futuro político de la empobrecida nación, terminando formalmente con 240 años de monarquía. Los comicios fueron la principal demanda de los maoístas durante la guerra civil, en la que murieron más de 13.000 personas. En el 2006 firmaron un acuerdo de paz con el Gobierno y entraron en la esfera política.

Durante la guerra, los maoístas controlaron una gran parte de las zonas rurales, terriblemente pobres, en las que no hay servicios básicos como carreteras, agua potable, colegios, electricidad o teléfonos. Prachanda ha subrayado además que su partido se encuentra seriamente comprometido con el proceso de paz en el país, reconociendo que

"todos los ojos está puestos" en Nepal. En este sentido, el antiguo rebelde ha aclarado que su grupo pretende acatar "el camino de cooperación adoptado por el acuerdo" de 2006 que puso fin a la guerra civil.

Además, ha enviado un mensaje de tranquilidad a "la comunidad internacional" y especialmente a los países vecinos de Nepal, China e India. "A ellos quiero decirles que nuestro partido desea buenas relaciones con todos y está preparado para trabajar en el desarrollo de la cooperación", ha afirmado.

Lo más visto en...

Top 50