Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush respalda la recomendación de suspender la retirada de tropas de Irak

El presidente estadounidense considera que las tendencias en Irak son positivas y sigue confiando en el triunfo

El presidente estadounidense, George W. Bush, ha anunciado este jueves la suspensión del retiro de tropas norteamericanas de Irak este verano, para permitir a los jefes militares hacer una evaluación de la situación de seguridad. De esta forma el mandatario respalda al jefe militar para Irak, el general David Petraeus, que recomendó esta semana completar el retiro limitado de soldados en julio, para luego imponer una pausa de 45 días para analizar la situación en el país, en vista del incremento de la violencia en las últimas semanas.

"Le he dicho que tendrá todo el tiempo que necesita", ha dicho Bush sobre la recomendación de Petraeus. Para contrarrestar esta medida y debido a las presiones por el estrés al que están sometidos los militares estadounidenses por las demandas de Irak, Bush ha dicho que las misiones de las tropas en ese país y Afganistán serán reducidas a un año desde los actuales 15 meses.

"Para reducir la carga en nuestras tropas y sus familias, he ordenado al secretario de Defensa que reduzca el período de las misiones desde 15 meses a 12 meses", ha afirmado Bush.

"Nuestras tropas van a ganar"

En un discurso de evaluación sobre la situación en Irak, Bush ha dicho que "las tendencias en Irak son positivas y nuestras tropas van a ganar". Ha agregado que la polícia y el Ejército iraquí son cada vez más capaces de encabezar la lucha antiterrorista y que las fuerzas estadounidenses se van a dedicar a combatir ataques extremistas específicos y a continuar entrenando a las fuerzas locales.

Washington había aprobado el retiro de unos 20.000 soldados hasta el próximo mes de julio, después de haber aumentado el número de efectivos a 168.000 a comienzos del año pasado, en un refuerzo para controlar la violencia sectaria en Irak, así como enfrentar los ataques de grupos terroristas vinculados con Al Qaeda. El general Petraeus dijo en una comparecencia el martes pasado en el Senado que los progresos en Irak eran "frágiles y reversibles".

Bush ha aprovechado para advertir a Irán de que no tolerará una actitud negativa de Teherán hacia Irak, en una velada acusación de que el país vecino está incitando los hechos de violencia en varias ciudades iraquíes.

El mandatario estadounidense ha hecho un llamamiento a sus aliados en la región para respaldar los esfuerzos pacificadores en Irak.

"Un Irak estable, exitoso e independiente es de interés estratégico para los países árabes y todos los que respaldan la paz en Oriente Próximo deben apoyar a Irak", ha afirmado Bush.

Ataque aéreo en Ciudad Sadr

La jornada de violencia ha continuado hoy en Irak, donde la policía ha informado de que ataques aéreos realizados por las fuerzas estadounidenses en Ciudad Sadr, bastión de las milicias chiíes, han dejado 10 muertos. Los enfrentamientos en esta zona del este de Bagdad han disminuido hoy después de cuatro días de violencia que han dejado unos 90 fallecidos.

Los portavoces militares estadounidenses han confirmado los ataques aéreos, pero han dicho que desconocen si ha habido muertos.