La UE rompe el hielo con Serbia

El ministro de Exteriores serbio se reúne con sus colegas europeos, pero evita un encuentro con líderes kosovares

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea han roto el hielo hoy con Serbia, y han mantenido sus primeras conversaciones con Belgrado desde que la mayoría de los países del bloque reconoció la declaración de independencia de Kosovo. El ministro serbio de Exteriores, Vuk Jeremic, se ha reunido con sus colegas del bloque de los 27 durante un desayuno en una antigua finca del fallecido líder yugoslavo Josip Broz Tito en Eslovenia, pero se ha retirado antes de que comenzara un encuentro con los países balcánicos, incluido Kosovo.

"Fue una discusión amistosa y constructiva", ha dicho a los periodistas Dimitrij Rupel, el ministro de Exteriores de Eslovenia, país ejerce actualmente la presidencia de la UE. "Jeremic, por supuesto, se quejó un poco, los europeos se quejaron un poco, pero al final creo que dijimos lo que queríamos decir".

Jeremic ha asegurado hoy que "a pesar de todas las diferencias" su país sigue "comprometido con la integración europea".

El ministro serbio, aliado del presidente serbio Boris Tadic, ha dicho que regresaba inmediatamente a Belgrado para asistir al lanzamiento de la campaña de su partido, de cara a las elecciones parlamentarias del 11 de mayo. De esta forma se ha escabullido de un encuentro con el primer ministro kosovar, Hashim Thaci, quien se ha unido a los ministros de Croacia, Bosnia, Montenegro, Macedonia y Albania para discutir con la UE la senda que debe seguir toda la región para ingresar en el bloque.

Tras reiterar el rechazo de Belgrado a la secesión de Kosovo, que considera como un acto ilegal sin el mandato de las Naciones Unidas, Jeremic ha afirmado que no esperaba que la UE extendiera a Thaci la recepción usual que se ofrece a los líderes nacionales.

Al ser consultado por los periodistas de si se sentía decepcionado de que no se encontraría con Jeremic, Thaci ha dicho a su llegada que: "Kosovo quiere buenas relaciones con todos nuestros vecinos... y esperamos que muy pronto tengamos una buena relación con Serbia también".

El respaldo español a Serbia

Jeremic ha destacado además hoy que España es un "gran amigo" de Serbia por su negativa a reconocer la independencia de Kosovo y su apoyo a una solución negociada y respaldada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Jeremic ha asegurado que Belgrado seguirá luchando por preservar su soberanía sobre Kosovo aunque al mismo tiempo se mostró partidario de acelerar su entrada en la Unión Europea.

"Serbia se siente muy reconfortada por la posición del Gobierno español de que este problema debe resolverse mediante la negociación pacífica que lleve a una solución de compromiso respaldada por el Consejo de Seguridad", ha dicho el ministro serbio de Asuntos Exteriores. "España es un gran amigo de Serbia".

Jeremic se reunió el viernes por la noche a solas con su "buen amigo" el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, y discutieron no sólo de Kosovo sino también sobre la "perspectiva europea" para los Balcanes y sobre "qué podemos hacer juntos para facilitar el proceso de integración europea de Serbia", según explicó el jefe de la diplomacia serbia.

Lo más visto en...

Top 50