Reportaje:

Bután estrena democracia

El Partido Virtuoso arrasa en las primeras elecciones legislativas celebradas en el pequeño Reino, situado en las montañas del Himalaya

Madrid / Thimpu - 24 mar 2008 - 22:58 UTC

Los butaneses ha acudido en masa este lunes a las urnas para refrendar el histórico paso a la democracia del pequeño y aislado reino del Himalaya para elegir, por primera vez, a sus representantes y poner fin a un siglo de monarquía absoluta. El Partido Virtuoso, liderado por el ex jefe de Gobierno Jigma Y. Thinley, se ha impuesto con claridad a su único contrincante, el Partido Popular Democrático, y ha conseguido 44 de los 47 escaños de la Cámara Baja de este pequeño reino asiático.

Bután lleva décadas encerrado en sí mismo. En un territorio de nadie entre India y China, este pequeño estado ha visto como la dinastía Wangchuck ha reinado durante años con mano dura. Después de un siglo XIX repleto de conflictos fronterizos con los británicos, en esta tierra montañosa se estableció en 1907 un protectorado británico con la monarquía absoluta de Wangchuck.

Más información

Tras la Independencia de India, los butaneses también salieron de su condición de protectorado pero con los mismos monarcas y la propia India guiando sus asuntos exteriores. El padre de la nueva Nación, como así le llamaban los butaneses, fue el rey Jigme Dorji Wangchuck, y ahora su sucesor, Jigme Singye Wangchuck, ha dimitido y ha impulsado la transición hacia la democracia.

Las elecciones de este lunes, que han contado con la presencia de 42 observadores internacionales, son la culminación de esta transición "feliz" propugnada por el rey Wangchuck, quien, tras dar su visto bueno a una propuesta de Constitución, abdicó en diciembre de 2006 en su hijo Jigme Khesar. Éste, un joven de 26 años educado en Oxford, se ha mantenido con mano firme en la senda de las reformas y ha apostado por transformar el país en un sistema monárquico parlamentario tras un siglo de absolutismo.

Como paso previo a las elecciones celebradas este lunes se aprobó una nueva Constitución que estipula que el rey mantendrá su rol como jefe de Estado y podrá ser impugnado por dos tercios de la cámara. También el pasado 31 de diciembre los butaneses eligieron a los senadores de la Cámara Alta, pero la jornada electoral de este lunes ha sido fiesta para los más de 300.000 butaneses que estaban llamados a las urnas y han acudido en masa a votar. Según fuentes de la Comisión Electoral, el 79,4% del electorado ha ejercido su derecho al voto.

El Tíbet en la sombra

También ha sido un día significativo tras las imágenes de las revueltas tibetanas que han dado la vuelta al mundo. Los butaneses están emparentados con los tibetanos del norte, compartiendo tesoros físicos, lingüísticos y culturales, que señalan que en alguna época desconocida del pasado, una migración significante de tibetanos llegó por los pasos de los Himalayas para establecer la base de la actual población.

Bután, como el Tíbet, es un país budista y desde la llegada del gurú indio Padmasambhava en el siglo VII se establecieron numerosos templos y monasterios, entre ellos el famoso Taktshang, construido en lo alto de un risco sobre el valle.

Lo más visto en...

Top 50