Cuba dejará a los agricultores comprar herramientas y suministros

Por primera vez no todos los productos serán distribuidos por el Gobierno central

El Gobierno de Cuba ha levantado parcialmente a los granjeros la prohibición de comprar suministros, lo que supone un nuevo signo de que el flamante presidente cubano, Raúl Castro, está poniendo en marcha un plan para estimular la producción alimenticia en la isla caribeña.

Fuentes del Ministerio de Agricultura aseguraron ayer que Cuba planea abrir las tiendas a los granjeros para que puedan comprar herramientas, herbicidas, botas y otros productos, por primera vez desde que l Estado tomó el control de todos los establecimientos en la década de los años 60.

"Por primera vez, todos los productos no van a ser distribuidos por el Gobierno central. Es una grieta en el monopolio y la centralización que, seguramente, se expandirá", afirmó un especialista en agricultura, que pidió que su identidad se mantuviese en el anonimato.

Más información
La prensa cubana comienza a publicar noticias negativas del país

El acceso a las herramientas y otros productos estará ligado a la productividad, ya que los agricultores podrán adquirirlos con dinero retenido desde principios de 2008 por el Gobierno. En el caso de los productores de leche, se retienen dos céntimos de dólar por litro.

Las empresas estatales que venden en divisas han enviado compradores al extranjero para adquirir herramientas, pequeña maquinaria y productos como material para cercas, fertilizantes y semillas, aseguró ayer una fuente empresarial.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En Cuba hay alrededor de 250.000 granjas familiares y 1.100 cooperativas privadas que representan parte de la economía privada de la isla, donde el 90% de la economía está controlada por el Estado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS