Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Obama ha hecho un gran paso adelante, falta saber si su impulso es suficiente para saltar la marca Clinton"

Lluís Bassets, director adjunto de EL PAÍS, ha analizado con los lectores el 'supermartes'

"Obama ha hecho un gran paso adelante. El problema reside en saber si su impulso es suficiente para saltar la gran barrera de la marca Clinton". Con estas palabras ha resumido el director adjunto de EL PAÍS, Lluís Bassets, los resultados de las primarias demócratas. El periodista ha analizado los resultados del supermartes con los lectores de ELPAIS.com

Para Bassets, "la novedad está del lado de Obama y la rutina del lado de Clinton" en esta campaña, pero la ex primera dama "se ha llevado tres triunfos muy serios, en Nueva York, en Massachusetts y en California". En cuanto a diferencias entre ambos candidatos, ha señalado que "respecto a Irak, Obama quiere ir más aprisa y es más agresivo respecto a la retirada de tropas y Hillary más prudente".

El periodista ha explicado que "Estados Unidos ofrece con su sistema electoral una especie de catálogo extraordinario de los modos democráticos, desde las asambleas de vecinos que discuten la elección de un delegado en los caucuses de pequeños estados hasta la elección con urna o con máquina electoral para perforar la papeleta". "EEUU", ha continuado, "nos da lecciones en muchas cosas y creo que también en ésta, pero me parece inimaginable trasladar su sistema a España".

Los lectores han preguntado además si Obama podría ser vicepresidente con Clinton o viceversa. "Me parece todavía más improbable un tiquet de Obama con Hillary que lo contrario", ha respondido. "En todo caso tendría la ventaja de federar esfuerzos y electorados pero también miedos. Sería como decirle al electorado conservador: no quieres caldo, dos tazas".

Obama, similar a Zapatero

"A Obama le acompaña un perfume generacional que le aproxima a lo que significa Zapatero en España. Y ha sabido construir un discurso muy sólido a partir de esta cuestión, lo que no veo que sea el caso de Zapatero", ha dicho el periodista.

En su opinión, el candidato negro "se presenta como el futuro frente al pasado, todos los otros y especialmente Hillary. Pero también McCain. Se presenta como el cambio frente el más de lo mismo". Entre su electorado, Obama "incluso se presenta como el candidato que supera diferencias de raza, género y clase social".

Otro de los aciertos de este candidato, según Bassets, es que "está llevando a mucha gente a participar". "Estas elecciones", ha continuado, "han levantado un gran entusiasmo, sobre todo entre la gente joven que nunca había tenido ocasión de participar. En las tiendas y restaurantes, en el metro y en la calle, se oye constantemente las palabras Obama y Hillary en boca de la gente". "Nadie puede dejar que estas energías se echen a perder".

En el caso de que McCain consiga ser finalmente el candidato republicano, el director adjunto de EL PAÍS no cree que éste "tenga ganada la presidencia" de antemano. "El mayor handicap de McCain es que tiene 71 años y se le va a comparar con una mujer tan dinámica como Hillary o con un joven político tan eficaz y buen orador como Obama".