Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uribe deja el diálogo con las FARC a una misión liderada por la iglesia

El presidente colombiano afirma que da la bienvenida a cualquier liberación unilateral de rehenes de las FARC que consiga Venezuela

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, ha afirmado hoy en París que las únicas instancias de negociación para un acuerdo humanitario con la guerrilla de las FARC son la iglesia, en articulación con España, Francia y Suiza, pero también considerará bienvenida cualquier liberación unilateral que consiga Venezuela.

El jefe de Estado colombiano ha considerado "muy importante anunciar en Europa que hemos reactivado el mecanismo de facilitación" de esos tres países, y que "nos parece importante que trabajen articuladamente con la Iglesia".

"Estamos dispuestos a un acuerdo humanitario de manera simple" con un canje de los rehenes "políticos" por guerrilleros, ha afirmado, antes de puntualizar que tendrían que examinar la lista de guerrilleros que pudieran someter las FARC atendiendo "al marco jurídico" del país, ya que hay que respetar las instituciones, según ha comentado.

Uribe se ha reunido con su homólogo francés, Nicolás Sarkozy, con quien ha hablado sobre la situación de los rehenes de las FARC, y en concreto la de la política franco-colombiana Ingrid Betancourt, secuestrada por el grupo rebelde desde 2002. Según el mandatario colombiano, Sarkozy le ha asegurado que "el reloj de Francia y el reloj de Colombia están perfectamente sincronizados" en este tema.

En una rueda de prensa posterior a la reunión, Uribe ha dicho que comprende la preocupación que le ha transmitido Sarkozy sobre el estado de salud de Betancourt y del resto de los secuestrados, así como la angustia que sienten los familiares de los rehenes por la liberación de sus seres queridos, muchos de los cuales están en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia desde hace casi una década.

Uribe no se ha referido en la rueda de prensa a la petición que tenía planteado hacer al Gobierno francés de una "misión médica internacional", donde se ofrecería una atención médica inmediata a los rehenes a través de la Cruz Roja Internacional. Sin embargo, las FARC han adelantado su respuesta y han comunicado que no permitirán que una misión médica de la Cruz Roja Internacional visite a los secuestrados enfermos, al tiempo que ha negado contactos con la iglesia Católica para gestionar la zona de encuentro. Así lo ha expresado el portavoz de la guerrilla, Raúl Reyes, quien ha rechazado asimismo el intercambio humanitario.

En cuanto al margen de maniobra que tendrán los facilitadores de los tres países europeos que participan en la mediación, ha recordado que en el pasado "los emisarios siempre han tenido facilidades y permiso del Gobierno" colombiano para sus misiones en la selva.

Asimismo, el presidente colombiano ha afirmado que "mantenemos la disposición a dar la bienvenida y contribuir a cualquier liberación unilateral e incondicional que las FARC quieran hacer (...) al presidente de Venezuela".

Las declaraciones de Uribe se realizan en momentos en que las relaciones de Caracas y Bogotá están en un punto muerto, tras las diferencias surgidas por la liberación de las rehenes Clara Rojas y Consuelo González, y posteriormente, por la petición del Gobierno venezolano de considerar a los grupos rebeldes colombianos como fuerzas beligerantes.

Chávez arremetió ayer en su programa 'Aló Presidente' contra Uribe, a quien llamó "peón de Estados Unidos" a lo que el mandatario colombiano ha evitado responder hoy directamente. "No me referiré al tema porque le debo respeto al pueblo hermano de Venezuela".

Sarkozy: "Las FARC son terroristas"

Por su parte, Sarkozy ha garantizado hoy a Uribe que " Francia sigue siendo solidaria con las posiciones de la Unión Europea respecto a la calificación" de las FARC, según informa la presidencia francesa en un comunicado.

Asimismo, le ha asegurado que "desde el punto de vista de Francia, esta cuestión no podrá ser reexaminada más que en función de una evolución del comportamiento de las FARC", que sería deseable. Sarkozy se desmarca así de la propuesta del líder venezolano Hugo Chávez de eliminar a las FARC de los listados internacionales de grupos terroristas.

Aplastar a los terroristas

Uribe ha expresado su deseo de "aplastar a los terroristas" de las FARC, aunque ha dejado abierta una puerta a la negociación directa con la guerrilla siempre que actúen de buena fe y renuncien a las acciones terroristas.

En declaraciones a una emisora de radio francesa, previa a la reunión con Sarkozy, el mandatario colombiano ha asegurado que busca una solución negociada de forma directa con los guerrilleros, pero sin renunciar a tomar medidas concretas contra el terrorismo de las FARC.

"Las medidas que tenemos que tomar para salvar a los rehenes no pueden permitir que el grupo terrorista las FARC pueda recuperar la capacidad" de hacer daño y "Francia tiene que entenderlo", ha recalcado Uribe.

El presidente colombiano llegó ayer a Francia donde se reunió con los familiares de Betancourt y esta noche ha viajado a Bruselas, donde mañana tratará con responsables de la Unión Europea de un posible un intercambio humanitario que permita la liberación de los secuestrados por la guerrilla de las FARC. Mañana en la noche llegará a España.