Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gaza se queda sin electricidad

Al menos un millón de personas se verán afectadas por la interrupción del servicio debido a la falta de combustible

La principal planta de electricidad de Gaza ha interrumpido este domingo su suministro por la falta de combustible, después de que Israel cerrara los pasos fronterizos con la franja palestina en respuesta a los ataques con cohetes. Los funcionarios de la central, que abastece a dos tercios de la población de la franja -donde residen 1,5 millones de palestinos-, han anunciado que las turbinas dejaron de funcionar.

Kanaan Abeid, el vicepresidente de la Autoridad Palestina de Energía en la franja controlada por Hamás, ha informado que "no está entrando el combustible y no tenemos reservas". Ha calculado que al menos un millón de personas se verán afectadas por los apagones.

La medida se produce tras la decisión del ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, de cerrar el jueves pasado los pasos de la Franja en represalia por el lanzamiento de decenas de cohetes y proyectiles de mortero desde ese territorio contra el sur de Israel.

Los funcionarios de la planta han advertido de que en las próximas horas se producirá una crisis general en Gaza ante la carencia de fuel tanto para vehículos, como para el suministro de luz, en coincidencia con las bajas temperaturas del invierno que está resultando especialmente frío.

El cierre de los pasos fronterizos afectan incluso a los suministros de las Naciones Unidas. El Ministerio de Defensa israelí ha informado de que sólo los "casos humanitarios" aprobados personalmente por el ministro Barak tendrán permiso para entrar en Gaza.

Los militantes palestinos han estado disparando cohetes diariamente al sur de Israel desde la Franja de Gaza, por lo que el Gobierno israelí ha estado incrementando su respuesta militar, lo que conjuntamente con la reducción de suministros al territorio, espera sirva de presión para detener los lanzamientos de cohetes.

La suspensión del suministro eléctrico afectará asimismo a los hospitales, donde se encuentran ingresados decenas de heridos de los últimos ataques del Ejército israelí, en los que murieron 37 personas desde el pasado martes.

La protesta de las velas

Miles de residentes de Gaza han participado en "la protesta de las velas" convocada para la noche de hoy, la primera tras el cierre total de la actividad de la principal planta eléctrica de la región debido al embargo de combustible impuesto por Israel sobre la Franja. Los participantes en la manifestación sólo han llevado velas en las manos, en señal de protesta contra el Gobierno israelí.