Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno libanés abre la vía para que el jefe del ejército sea presidente

Enviado al parlamento un proyecto de ley para enmendar el precepto constitucional que impide a Michel Suleiman acceder al cargo

El Gobierno antisirio libanés ha aprobado hoy un proyecto de ley destinado a enmendar la Constitución para poder elegir al comandante en jefe del Ejército, el general Michel Suleiman, como presidente de la República. La reforma constitucional debe ser ratificada por el Parlamento. La oposición prosiria ha condenado la medida ya que entiende que no servirá para sacar al país del bloqueo político en el que se encuentra desde que expiró el mandato del anterior presidente, Emile Lahud, a finales de noviembre.

El ministro de Información, Ghazi Aridi, ha señalado que la decisión obedece a la compleja situación política en el Líbano y se ha tomado para poder sacar al país del estancamiento que sufre el proceso de elección presidencial. "El proyecto prevé enmendar el artículo 49 de la Constitución por una sola vez y de modo excepcional para elegir un presidente de la República", ha afirmado.

El Parlamento deberá ahora aprobar el proyecto de ley que enmienda el artículo 49, el cual impide a cualquier alto funcionario de la república ser presidente hasta después de dos años tras haber abandonado su cargo anterior, como es el caso de Suleiman.

Aridi ha expresado el deseo del gabinete de que la Cámara apruebe dicho proyecto, que incluye también que la Cámara se reúna de modo extraordinario desde el 1 al 17 de enero para sacar adelante la enmienda constitucional y los Presupuestos Generales para 2008. Se espera que 68 diputados firmen una petición de apoyo a dicho proyecto.

Adelantándose a la decisión, el presidente del Parlamento y miembro de la oposición, Nabih Berri, asegura en una entrevista publicada hoy que no recibirá el proyecto de un Gobierno que considera "ilegal y anticonstitucional" desde la dimisión en noviembre del 2006 de seis ministros de la oposición, cinco de ellos chiíes.