Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea Constituyente de Ecuador suspende el Congreso de forma indefinida

El órgano se atribuye 'plenos poderes' y destituye a los titulares del Tribunal de Cuentas, del Ministerio de Defensa y de la Fiscalía, entre otros

La Asamblea Constituyente de Ecuador, que ha celebrado hoy su primer día de sesiones en la localidad costera de Montecristi, en la provincia de Manabí, ha ratificado al presidente Rafael Correa y ha ordenado un receso indefinido de las funciones del Congreso opositor.

Dominada por el movimiento oficialista Alianza País, con el voto de 110 de los 130 asambleístas que forman la Constituyente, la cámara ha ratificado su condición plenipotenciaria y la vigencia del Estado de Derecho en Ecuador. La decisión de la asamblea fue propuesta por el representante César Rodríguez, del oficialista Alianza País, que presentó un documento con el nombre de Mandato Constituyente Número 1.

El decreto establece que ninguna autoridad puede incumplir las resoluciones de la asamblea y advierte de sanciones a los funcionarios que infrinjan esa norma. Sobre el Congreso, la Constituyente ha decidido un receso indefinido de la cámara, que ha amenazado con recurrir esa decisión ante organismos internacionales.

Los grupos minoritarios de la oposición se ha visto imposibilitados de frenar las decisiones, debido a que Alianza País, junto con los grupos de izquierdas, cuenta con una abrumadora mayoría.

No obstante, el asambleísta Vicente Taiano, del opositor Partido Renovador Institucional de Acción Nacional (PRIAN), ha asegurado que todo esto "huele a dictadura" y teme que a la democracia ecuatoriana le queden "pocos minutos de vida". Por su parte, los asambleístas de Alianza País ha asegurado que con estas decisiones empieza la "revolución ciudadana" y "los cambios que el pueblo anhela".

El receso ordenado por la Constituyente empieza hoy mismo y se extenderá "hasta cuando se realice la proclamación de resultados del referéndum", en el que la población ratificará o rechazará la nueva Carta Magna que elaborará la Asamblea.

Referéndum

La Asamblea Constituyente ecuatoriana funcionará en los próximos seis meses, con dos de prórroga, si así se decidiera, y al final del periodo se convocará un referéndum para aprobar la nueva Carta Magna.

Durante el receso, los actuales diputados perderán su inmunidad y no recibirán sueldo. Asimismo, la asamblea ha puesto fin a los contratos de servicios del personal del Congreso, aunque se garantiza la estabilidad laboral de los funcionarios de la cámara que estén amparados por las leyes de carrera legislativa.

La Constituyente, además, ha decidido dar por concluidos los periodos de los titulares de la Contraloría (tribunal de cuentas), la Procuraduría (defensa), la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y las superintendencias de Telecomunicaciones, Bancos y Compañías.

Las altas autoridades de la Corte Suprema de Justicia, el Consejo de la Judicatura, del Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo Electoral continuarán en el ejercicio de sus funciones mientras la Asamblea no disponga lo contrario.

El fiscal general acepta su destitución

El fiscal general de Ecuador, Jorge Germán, ha asegurado que se someterá a las decisiones que adopte la Asamblea Constituyente, que ha decidido su salida del cargo y nombrar como sustituido a Washington Pesántez. "Me someto a lo que diga la Asamblea Constituyente, como debe ser, por eso votaron los ecuatorianos en el plebiscito del pasado 15 de abril", afirma Germán, que asumió el cargo el pasado 22 de febrero. El fiscal, que ha entregado un folleto sobre su desempeño en el ejercicio del cargo, ha dicho que cree que su cambio se da por una "cuestión operativa".

Más información