Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez suspende su relación con Colombia

El líder venezolano dice que la decisión se mantendrá inamovible hasta que Álvaro Uribe abandone la presidencia colombiana

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha anunciado este miércoles que mientras Álvaro Uribe sea presidente de Colombia no tendrá "ninguna relación" ni con él ni con su gobierno. "Mientras el presidente Uribe sea presidente de Colombia no tendré ningún tipo de relación ni con él ni con el Gobierno de Colombia. No puedo, por dignidad", ha declarado Chávez en un acto electoral con estudiantes en el estado occidental de Táchira.

Venezuela llamó ayer a consultas a su embajador en Bogotá, Pável Rondón, tras congelar el domingo las relaciones a raíz de la decisión de Uribe de poner fin a la mediación de Chávez para el canje humanitario en Colombia.

Bogotá anunció el mismo día, por su parte, que no tiene previsto citar a consultas a su representante ante Caracas, Fernando Marín. Chávez ha insistido en que detrás de la decisión "unilateral" de Uribe de suspender su labor mediadora, estaría Estados Unidos, porque al "imperio" no le habrían gustado los "avances" logrados durante el proceso.

"Ya estábamos a punto de un primer paso (...) que (el jefe de las FARC, Manuel) Marulanda me entregara un primer grupo (de rehenes) yo incluso creo que antes de fin de año", ha afirmado el mandatario de Venezuela, que comparte con Colombia una activa frontera terrestre de 2.219 kilómetros. "El siguiente paso era ir a conversar con Marulanda al Caguán (selva colombiana) lo que el mismo Uribe había aceptado a condición de que liberara a un primer grupo. En Washington se prendieron todas las luces y dieron la orden 'hay que sacar a Chávez'", ha agregado.

El mandatario ha vuelto a calificar a su homólogo colombiano de "mentiroso, indigno", y ha reclamado la supuesta falta de "coraje" de Uribe porque puso fin a su mediación para el canje humanitario sin decirle nada, "ni una llamada telefónica, ni un emisario ni nada".

"Mandó un comunicado diciendo que ya se terminaba la mediación. Una patada, eso se llama una patada, y, además, utilizando un argumento indigno, indigno, utilizando la mentira pues, y eso es muy feo, que un presidente utilice la mentira y que no tenga la dignidad, el coraje" de decir, a su juicio, la verdad.

El motivo aludido por Uribe para poner fin a la mediación fue que Córdoba y Chávez habían llamado a un alto mando militar colombiano para hablar sobre los secuestrados por las FARC, algo que el mandatario de Colombia había expresamente prohibido al autorizar la mediación, según dijeron sus portavoces.

Sectores empresariales de ambos países han pedido "prudencia" y "sensatez" a los gobierno de Venezuela y Colombia, países que alcanzarán este año un intercambio cercano a los 5.000 millones de dólares, según fuentes de las respectivas cámaras de Comercio.

Por otra parte, sectores de la oposición venezolana han considerado que Chávez desarrolla una política "irresponsable" para desviar la atención del referendo sobre la reforma constitucional que promueve, y recabar apoyos a los cambios que ha propuesto en la Carta Magna.

Rifirrafe dialéctico

Uribe acusó este domingo a Chávez de querer "montar un imperio" con la riqueza petrolera de Venezuela, quinto exportador mundial de crudo, en respuesta a unas afirmaciones del mandatario venezolano ese mismo día en las que tildó de "mentiroso" y "enemigo de la paz" a su colega colombiano. A juicio de Chávez, la "verdad" es que "Uribe es un triste peón del imperio", y al acusar a la "revolución bolivariana" de tener un "plan expansionista está repitiendo la cartilla que elaboran en Washington para que la repitan las burguesías de América Latina"

"Qué indigno cuando asume esa posición", agregó el mandatario venezolano al aclarar que con su política de distribuir ayudas económicas en la región lo que busca "es contribuir hasta donde podemos con los países más débiles". Chávez encabezó hoy la conmemoración del 15 aniversario del intento de golpe militar del 27 de noviembre de 1992 por parte de afectivos de la Aviación, registrado nueve meses después de la intentona liderada por él mismo que también fracasó en su objetivo de derrocar el gobierno del socialdemócrata Carlos Andrés Pérez (1974-79/1989-93).

Tras anunciar que Bogotá no llamará a consultas a su embajador en Caracas, el canciller colombiano, Fernando Araújo, dijo que por ahora no habrá más decisiones sobre la crisis desatada por la cancelación de la mediación de Chávez en el proceso de intercambio de 45 rehenes en manos de las FARC por unos 500 rebeldes presos. "Tomaremos las decisiones que correspondan. La decisión de hoy es que no llamaremos a consultas a nuestro embajador en Caracas", manifestó Araújo a los periodistas en Bogotá.