Cesado el jefe de la policía de Roma por aparcar con un carné de minusválido caducado

Giovanni Catanzaro asegura que el permiso apareció en su coche "por error", ya que pertenece a la madre de su compañera sentimental

El alcalde de Roma, Walter Veltroni, ha destituido al comandante de la policía municipal, Giovanni Catanzaro, tras ser cogido in fraganti cuando utilizaba para aparcar su coche un permiso de estacionamiento para minusválidos que estaba caducado y pertenecía a una anciana que lo había perdido.

La destitución del comandante Catanzaro se produce despuésb de que el diario Il Messaggero mostrara hoy en un reportaje fotográfico cómo el jefe de la policía local aparcaba su vehículo particular en una calle cercana a la céntrica Plaza de España, una zona prohibida, para ir a un restaurante. En el salpicadero del automóvil, según el diario, ya que la foto se ve borrosa, estaba expuesto un permiso de acceso para minusválidos cuya titular es una anciana de 86 años, documento no válido, ya que la mujer había presentado hace tiempo la denuncia por extravío.

Un descuido

Catanzaro se ha defendido diciendo que el permiso encontrado en el salpicadero de su coche había sido colocado allí "por error" por su compañera sentimental y que corresponde a la anciana madre de ésta. El ya ex jefe de los municipales romanos ha asegurado que su pareja lo dejó en su vehículo para llevar al centro a su madre y a él se le olvidó quitarlo. "Es verdad que soy el comandante de la policía municipal y que no debo cometer irregularidades, pero estoy pagando un precio exageradamente caro respecto a lo que he hecho", ha manifestado.

El comandante reconoce que aparcó en una zona prohibida, pero se ha preguntado "si existe algún comandante al que no hayan puesto una multa en su vida", y ha reconocido que sus acciones pueden ser "censurables" pero cree que ha sido la víctima de "una caza de brujas por parte de la prensa".

Una destitución "necesaria"

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El grupo de mayoría de centroizquierda del Ayuntamiento de Roma ha condenado la actuación de Catanzaro y ha indicado que destituirlo "es lo único que se puede hacer para devolver la confianza a los ciudadanos ofendidos y turbados y para garantizar serenidad al cuerpo, injustamente perjudicado por la actuación de su máximo representante".

La oposición conservadora, por boca de Francesco Giro, de Forza Italia, ha comentado que la decisión del alcalde es "un acto necesario", ya que "el que debe hacer respetar las reglas, no puede ser responsable de su incumplimiento".

El dirigente derechista de Alianza Nacional Gianni Alemanno se ha mostrado también a favor de la decisión del alcalde, pero ha agregado que Walter Veltroni "mejor hubiera hecho en su día cuando presentamos nuestra perplejidad por el nombramiento de este personaje para dirigir la policía municipal".

Catanzaro estaba al cargo del cuerpo de policía municipal, formado por 6.500 agentes, desde mayo de 2006 y hasta que se designe a un nuevo comandante permanecerán en el cargo los vicecomandantes Angelo Giuliani y Donatella Scafati.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción