La oposición paquistaní dispuesta a unirse contra Musharraf

El presidente Pervez Musharraf sigue desafiante y anuncia que dejará el Ejército a finales de este mes.- Las detenciones de opositores continúan

Madrid / Lahore - 14 nov 2007 - 15:45 UTC

El partido del ex primer ministro en el exilio Nawaz Sharif, la Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz (LMP-N), está dispuesto a conversar con la líder opositora Benazir Bhutto para llegar a una gran coalición y "restaurar la democracia". En tanto, el presidente de Pakistán, general Pervez Musharraf, ha afirmado hoy que espera renunciar como jefe del Ejército a finales de este mes e iniciar un nuevo mandato presidencial como civil.

El portavoz de la LMP-N, Ahsan Iqbal, ha dicho que "estamos contentos de que Benazir Bhutto se haya acercado a nuestra posición. Siempre hemos dicho que con Musharraf no puede haber elecciones libres y justas, así que estamos dispuestos a colaborar para devolver a Pakistán a la democracia".

Musharraf, ha rechazado tanto la solicitud de Washington para que levante el estado de excepción como la petición de la oposición de su país para que dimita, en una entrevista publicada hoy por el The New York Times. En otra entrevista con la agencia de noticias AP, el general ha advertido del riesgo de caos para el país si aceptara las exigencias de la oposición que le piden que dimita como presidente.

En alusión a las reiteradas solicitudes de la Secretaria de Estado de EEUU, Condoleeza Rice, para que acabe con el estado de excepción declarado el pasado día 3, Musharraf ha dicho que discrepa "totalmente con ella".

"El estado de excepción está para asegurar que las elecciones se desarrollen sin incidentes", ha explicado Musharraf, quien el pasado domingo anunció la celebración de los comicios antes del 9 de enero próximo. Rice enviará esta semana a Islamabad a su número dos, John Negroponte, quien, previsiblemente, también insistirá en el fin del estado de excepción, pedido además por el propio presidente George W. Bush.

Sin embargo, Musharraf aseguró al The New York Times que el estado de excepción cuenta con amplio apoyo popular ya que hace frente a la ola de atentados suicidas que ha sacudido Pakistán últimamente. Según Musharraf, la única crítica que han tenido "varias organizaciones" paquistaníes ha consistido en el preguntar "por qué he tardado tanto" en tomar esa medida.

Bhutto, por su parte, ha indicado en una entrevista con el Wall Street Journal que "es muy probable" que su Partido Popular de Pakistán boicotee las elecciones generales que Musharraf piensa convocar en un futuro muy próximo.

Siguen los arrestos

Las autoridades paquistaníes han arrestado hoy al dirigente del partido opositor Teehrik-e-Insaf, Imran Khan, y a otros líderes políticos, entre ellos el presidente del Partido Popular de Pakistán (PPP), durante actos de protesta contra el presidente Pervez Musharraf y el estado de excepción. Khan había sido uno de los líderes políticos puestos bajo arresto domiciliario en las horas que siguieron a la declaración del estado de excepción, el pasado día 3, pero había logrado eludir la vigilancia policial y escapar de su vivienda. Tras casi diez días sin noticias suyas, el político ha reaparecido hoy en un acto público en una universidad de Lahore donde estaba planeada una protesta contra el régimen de Musharraf.

Lo más visto en...

Top 50