Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero llama a Argentina y Uruguay a mantener el diálogo sobre la crisis de la papelera

Uruguay ha decidido cerrar la frontera y lo mantendrá "el tiempo que sea necesario"

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha llamado hoy a los Ejecutivos de Uruguay y Argentina a que "mantengan" el diálogo sobre el llamado "conflicto de las papeleras", el contencioso que enfrenta a ambos países por la construcción y puesta en marcha de una fábrica de celulosa en la orilla uruguaya del río Uruguay, que hace de frontera entre ambos. "Sólo habrá una solución a través del acuerdo", ha dicho, reiterando la disposición del Gobierno español a "favorecer" las conversaciones entre ambos.

Buenos Aires y Montevideo mantienen un enfrentamiento por la instalación ?y puesta en marcha anteayer mismo- de una fábrica de pasta de celulosa de la empresa finlandesa Botnia junto al río Uruguay. Las posibles consecuencias medioambientales preocupan en Argentina, por lo que el Gobierno se opone a la fábrica y ha elevado el caso al Tribunal Internacional de La Haya. El hecho de que el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, diera el permiso para que empezara a funcionar nada más llegar a la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile enfureció aún más al Gobierno argentino, dificultando la labor de mediación que España juega desde hace un año.

En la rueda de prensa al término de la Cumbre, Zapatero ha reconocido que esa labor de mediación, en la cual el Rey Don Juan Carlos juega un papel importante "con el respaldo del Gobierno", no ha dado aún los frutos deseados y "el conflicto sigue". Pese a todo, ha hecho un "llamamiento para que se mantenga el diálogo", ya que la única solución será "un acuerdo" entre ambos Gobiernos. Por ello, ha reiterado que España "sigue abierta a favorecer que Argentina y Uruguay trabajen sin regatear esfuerzos para encontrar una solución".

Frontera cerrada

La tensión entre ambos países ha crecido durante la Cumbre Iberoamericana que hoy se cierra en Santiago de Chile. Montevideo incluso ha ordenado el cierre de la frontera con Argentina. Esta madrugada (tarde en Santiago), el presidente uruguayo ha confirmado que fue él quien ordenó ayer el cierre de la frontera con el país vecino y que esta medida estará en vigor "el tiempo que sea necesario". La orden de cierre afecta a la zona donde ha comenzado a funcionar la planta papelera. En el lado argentino de la frontera hay convocadas para hoy manifestaciones de ecologistas.

El cierre afecta al paso de personas por el puente General San Martín, que une el territorio argentino con la localidad uruguaya de Fray Bentos, donde está ubicada la fábrica objeto de la disputa. También se ordenó el cierre del espacio aéreo sobre la papelera de Botnia, según han indicado fuentes de la Fuerza Aérea uruguaya.

Vázquez ha insistido en que "está en todo el derecho a decidir lo que vamos a hacer en nuestro territorio y sólo tengo que rendir cuentas al pueblo uruguayo". Además, sostiene que no habrá una solución a la crisis hasta que los argentinos levanten el "corte de los puentes" -grupos de vecinos argentinos tienen bloqueado desde hace casi dos años el puente que une las fronteras.

Reprimenda a Chávez

José Luis Rodríguez Zapatero ha aprovechado su comparecencia en la Cumbre para criticar las palabras de ayer del presidente venezolano, Hugo Chávez, que llamó "fascista" a Aznar. Zapatero ha recordado a Chávez que "hay una regla esencial en la vida pública en general y en las relaciones diplomáticas y es referirse a los demás con respecto, aunque se esté en las antípodas ideológicas". Zapatero ha asegurado que "ésa es la norma de conducta que procuro practicar y la que me gusta que practique todo el mundo y, desde luego, cuando nos estamos refiriendo a países amigos como son Venezuela y España".

También el Rey Don Juan Carlos llamó ayer la atención a Chávez, según han informado fuentes diplomáticas. Nada más enterarse de las palabras de Chávez en el Plno, en el que no estaba presente, Don Juan Carlos regresó a la sesión y le trasladó a Chávez que consideraba poco ético que se refiriera en ese tono a un ex presidente de un gobierno democrático.

Más información