Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ahmadineyad da por zanjada la "cuestión nuclear de Irán"

El presidente de Irán anuncia ante la ONU que el programa nuclear de su país va a ser supervisado por la AIEA

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, ha anunciado este martes ante la Asamblea General de la ONU que "la cuestión nuclear de Irán ya ha concluido" y que el programa nuclear de su país va a ser supervisado por la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) de la ONU.

En su discurso ante la 62 Asamblea General de la ONU, Ahmadineyad ha asegurado que Irán permitirá a los inspectores de la Agencia supervisar el programa nuclear de su país y "desoirá las imposiciones ilegales y políticas de las potencias arrogantes". Por otra parte, ha asegurado que "todas las actividades nucleares realizadas han sido completamente pacíficas y transparentes".

Irán y el OIEA acordaron el pasado agosto un "plan marco" para aclarar cuestiones pasadas del programa nuclear iraní hasta finales de año, que ha sido criticado por EEUU, Alemania, Francia y Reino Unido porque creen que puede ser utilizado por Teherán para ganar tiempo y desarrollar sus investigaciones nucleares.

Ahmadineyad ha pronunciado estas palabras poco después de que el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, afirmara ante la Asamblea que Irán "tiene derecho a la energía nuclear para uso civil", pero permitir a Teherán dotarse de armas nucleares supondría "un riesgo inaceptable para la estabilidad en la región y en el mundo".

Posteriormente, la canciller alemana, Angela Merkel, defendió la imposición de sanciones a Irán si mantiene su postura en lo que respecta a su programa nuclear.

Críticas a Occidente

Durante su intervención, con múltiples denuncias de violaciones de los derechos humanos por parte de EE UU, el mandatario ha acusado a "ciertas grandes potencias" de privar a su país de su derecho a desarrollar las fuentes energéticas que quiera, así como de aplicarle sanciones "ilegales" y la "ley del miedo" tanto en Irán como en todo el mundo.

Durante su extenso discurso, Ahmadineyad también ha dedicado mucho tiempo a atacar al "régimen sionista" y a EEUU por su actitud hacia el pueblo palestino, "víctimas de una ocupación que dura ya más de 60 años". Ha criticado igualmente la ocupación estadounidense de Irak y aseguró que no tienen "valentía para admitir su derrota y retirarse". "La era de la oscuridad acabará, los prisioneros volverán a sus casas, los territorios ocupados serán liberados, Palestina e Irak serán liberados de la dominación de los ocupantes, y la gente de América y Europa será libre de la presión ejercida por los sionistas", según el líder iraní.

Entre sus reflexiones ante los 192 países de la ONU, Ahmadineyad ha propuesto crear "un nuevo orden mundial" en el que los principios básicos comunes sean "el monoteísmo, la justicia y la compasión hacia los humanos", pilares en que cree que habría de sustentarse Naciones Unidas. "La gente y los Gobiernos no están obligados a obedecer la injusticia de ciertas potencias", ha afirmado el líder para advertir a continuación que quienes acepten su invitación de "seguir el camino de la fe en Dios se salvarán", y los que no, "pasarán las mismas calamidades que afectaron a dinastías pasadas". En ese sentido, ha leído varias citas del Corán y ha apuntado que "no podrán escapar a la Ley de Dios y a su voluntad".