EE UU y la UE respaldan al nuevo Gobierno palestino sin Hamás

Washington y Bruselas se disponen a levantar el embargo económico al Ejecutivo de Abbas

Estados Unidos, Israel y la Unión Europea se han apresurado a respaldar políticamente al nuevo Gobierno palestino de emergencia surgido de la trágica división en dos de Palestina tras una semana de combates entre Al Fatah y Hamás.

Más información
"Nuestro objetivo es desconectar a Hamás de la gente"
Bush y Olmert defienden la "voz moderada" de Abbas frente al extremismo de Hamás

El presidente estadounidense, George W. Bush, ha prometido "ayuda y apoyo" al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas. Esas palabras, en la práctica, supondrán el levantamiento de las sanciones económicas y diplomáticas contra un Ejecutivo en el que ya no figura ningún miembro de Hamás, triunfador en las elecciones legislativas de 2006 pero considerado desde entonces como una organización terrorista tanto por Estados Unidos como por la Unión Europea. Se espera que la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, anuncie la nueva política al respecto esta misma semana, según han indicado fuentes oficiales, coincidiendo con la visita a Washington del primer ministro israelí, Ehud Olmert.

En una conversación telefónica de 15 minutos, Abbas ha transmitido a Bush los pasos que ha tomado desde que el movimiento que él lidera se recluyera en Cisjordania tras ser expulsado de Gaza por Hamás. En su intento de librarse del bloqueo financiero, el líder palestino ha recordado al mandatario estadounidense su compromiso con la paz al ordenar ayer la ilegalización de las milicias y la policía creada por Hamás. La respuesta de Washington no ha podido ser más clara: "Lo importante es tener un socio que se comprometa a lograr la paz, y creemos que el presidente Abbas es" esa persona, ha señalado Tony Snow, portavoz de la Casa Blanca, quien ha añadido que el Ejecutivo de Bush está "comprometido a trabajar con este nuevo Gobierno de emergencia".

En paralelo a este cambio de actitud de Washington, la ministra israelí de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, ha anunciado que entregará al nuevo Gobierno de emergencia palestino los 850 millones de dólares de los impuestos que recauda en su nombre y que mantenía retenidos desde la llegada al poder de Hamás, según los cálculos de Bruselas, porque el nuevo Ejecutivo dirigido por el nuevo primer ministro Salam Fayad cumple con los requisitos exigidos por la comunidad internacional.

Decisión unánime

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los jefes de la diplomacia de los Veintisiete también han movido ficha y han expresado su compromiso de reanudar la ayuda financiera al nuevo Ejecutivo palestino, aunque no han adelantado la fecha en que eso ocurrirá. Los ministros de Exteriores de la UE, reunidos en Luxemburgo, se han comprometido a "desarrollar las condiciones para una asistencia práctica y financiera urgente". Esta asistencia deberá incluir el "apoyo financiero directo al Gobierno", el apoyo a la policía civil palestina a través de una misión de entrenamiento de la UE, la reanudación de la misión comunitaria en el paso fronterizo de Rafá, y la intensificación de los esfuerzos para construir las instituciones del futuro Estado palestino.

La comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, ha asegurado que la ayuda directa a la Autoridad Palestina no volverá a estar vigente hasta que estén en marcha todos los mecanismos de control y transparencia necesarios para garantizar que no haya un mal uso de los fondos comunitarios. Por su parte, el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha puesto el acento en la decisión "unánime" de la UE de "normalizar las relaciones en todos los campos, lógicamente también en el financiero y el económico".

La UE suspendió su ayuda financiera directa a la ANP en abril de 2006 tras la llegada al poder de Hamás y supeditó su reanudación, entre otras condiciones, a que el movimiento islamista reconociera al Estado israelí, lo que no ha hecho hasta la fecha. En los últimos días, los acontecimientos han alterado esta situación, tras la ruptura del gobierno de unidad que integraba a Al Fatah y Hamás, la violencia desatada en Gaza y el nombramiento por el presidente de un Ejecutivo de emergencia sin los islamistas.

El ejecutivo de emergencia ha celebrado hoy su primera reunión en RamalaVídeo: ATLAS

Hamás amenaza con liberar por la fuerza al periodista británico

Hamás ha vuelto a amenazar a los secuestradores del periodista de la BBC Alan Johnston con liberar al reportero por la fuerza. La advertencia ha sido realizada por el ex ministro de Asuntos Exteriores, Mahmud A-Zahar, quien ha dicho que si Johnston, que lleva cautivo más de tres meses, no es liberado se tomarán medidas y se podría recurrir a la violencia. Ayer, Hamás había anunciado que la liberación de Johnston era inminente, pero el Ejército del Islám, el grupo que lo tiene cautivo, negó que se hubiera llegado a un acuerdo para ello. Poco después, las Brigadas de Azedín Al Kasám amenazaron a los secuestradores de Johnston con liberarlo por la fuerza. El Ejército del Islám contestó con un vídeo en el que un miliciano reiteraba las exigencias de los secuestradores para la liberación del reportero, que son la puesta en libertad de sus prisioneros, empezando por Abu Kutada, preso en el Reino Unido.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS