La Iglesia mexicana excomulgará a los diputados que respalden la despenalización del aborto en México D.F

Crece la tensión entre partidarios y detractores del aborto en las horas previas a la aprobación de la ley que autoriza la polémica medida

Ciudad de México - 24 abr 2007 - 17:30 UTC

Los diputados que voten hoy a favor de la despenalización del aborto en Ciudad de México serán excomulgados por la iglesia católica de ese país en el momento en que decreten que las mujeres que interrumpen la gestación en las primeras doce semanas del embarazo no cometen ningún delito. La sentencia eclesiástica ha sido adelantada por el obispo de Acapulco, Felipe Aguirre Franco, quien ha sido contundente: "aquellos que colaboran para el aborto, y sobre todo los legisladores que lo aprueben automáticamente tienen esa pena de excomunión".

Más información

La aprobación de la despenalización esta prevista que salga adelante en una trascendental votación que celebra hoy la Asamblea de Representantes (cámara de diputados) de la capital mexicana, donde el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) cuenta con la mayoría legislativa suficiente para aprobar la ley. La oposición, encabezada por el derechista Partido Acción Nacional (PAN), que gobierna el país, sólo tiene 17 de los 66 asambleístas.

El duro posicionamiento de la iglesia católica, apoyada en sus proclamas por grupos conservadores radicales, ha elevado la tensión en las calles al máximo, lo que ha obligado a los diputados del Distrito Federal (ciudad de México) a acudir a la sesión protegidos por un fuerte dispositivo policial integrado por alrededor de 400 granaderos (antidisturbios) para evitar el choque con centenares de antiabortistas que exigen "abortar la ley del aborto".

El obispo Aguirre Franco ha aclarado que el castigo religioso no es algo caprichoso, sino que así viene contemplado en las leyes de la Iglesia: "No estamos nosotros excomulgando, existen unas normas. Si son católicos: el canon de la iglesia, actualizado en 1983, dice que todos aquellos que colaboran para el aborto, y sobre todo los legisladores que lo aprueben, están colaborando y automáticamente tienen esa pena de excomunión".

Por su parte, el prelado Ramón Godínez Flores, integrante de la comisión de Pastoral Social de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), ha dicho que los legisladores que saquen adelante la reforma a la ley del aborto "son promotores, no sólo testigos oculares, de una ley contra la vida, contra su conciencia y contra Dios". Y extendió esa advertencia a los católicos que sepan que se está aprobando la despenalización y no se manifiesten en contra.

México es un país donde más del 80% de la población se confiesa católico. La despenalización del aborto permitirá que las mujeres puedan interrumpir el embarazo en las primeras doce semanas sin que sea considerado un delito. La práctica después de ese tiempo seguirá siendo considerada como una violación a las normas y castigadas con penas de tres años de prisión o más.

La norma permitirá a las mujeres suspender la gestación por las razones que sean únicamente en la ciudad de México, donde incluso contarán con todos los servicios sanitarios para hacerlo con seguridad.

Lo más visto en...

Top 50