Un camión bomba mata al menos a 25 personas en Irak

Un suicida termina con la vida de nueve soldados estadounidenses en uno de los peores ataques contra las fuerzas de ocupación

Un camión bomba ha segado la vida de al menos 25 personas y ha herido a otras 44 al explosionar en la provincia de Ramadi, uno de los bastiones de la insurgencia, a unos 115 kilómetros al oeste de Bagdad, según ha informado la policía iraquí, que ha asegurado que la mayoría de las víctimas son policías y civiles.

Horas antes, un conductor suicida ha estrellado su coche cargado de explosivos contra un puesto militar americano en la provincia de Diyala, al noreste de Bagdad, matando a nueve soldados estadounidenses e hiriendo a otros 20 y a un civil iraquí. Se trata de uno de los peores atentados sufridos por los militares estadounidenses desde la ocupación de Irak.

Más información
El Ejército de EE UU encierra con muros los 10 barrios más conflictivos de Bagdad

Según ha explicado el mando militar estadounidense en un comunicado, el ataque ha tenido lugar cerca de Baquba, en la provincia de Diyala, una zona mixta de chiíes y suníes donde fueron enviados el mes pasado 1.000 soldados más para contener a los insurgentes suníes ligados a Al Qaeda. "Hemos visto muchos ataques recientemente en Diyala, ha sido parte de la lucha por la provincia", ha explicado un portavoz militar, el teniente coronel Christopher Garver.

Los ataques directos de los insurgentes contra las bases estadounidenses, fuertemente defendidas, son poco frecuentes, pero el nuevo plan de seguridad que puso en marcha Washington hace un par de meses, sobre todo en Bagdad, intenta aumentar la presencia de los soldados en más zonas, poniéndoles en instalaciones mucho más vulnerables. De hecho, es el segundo ataque contra este tipo de instalaciones fuera de Bagdad en dos meses. El 17 de febrero, un camión bomba mató a dos soldados e hirió a 17, en lo que se anunciaba como una nueva táctica de los insurgentes para evitar la potencia de fuego de los cuarteles importantes.

Con el aumento de la seguridad en Bagdad, aunque siguen produciéndose atentados, algunos insurgentes han lanzado su vista a las poblaciones de los alrededores. De hecho, Baquba ha sido escenario de varios ataques recientemente. Hoy mismo, varios pistoleros con uniformes del ejército iraquí han matado a seis personas en un barrio y han quemado varias viviendas. Ayer, un atentado con coche bomba mató a 10 policías.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Un total de 86 soldados estadounidenses han muerto en Irak este mes, según cifras de la agencia Reuters, convirtiendo el mes de abril en el más sangriento para las tropas americanas desde diciembre, cuando murieron 112 en plena escalada de violencia en el país. Según las cuentas de la agencia Reuters, 3.333 soldados estadounidenses han muerto en Irak desde la invasión en marzo de 2003.

Además, un soldado británico murió al sufrir un ataque cuando patrullaba en Basora, en el sur de Irak, según ha informado el Ministerio de Defensa de Reino Unido. Con este son ya 145 los soldados británicos que han perdido la vida en Irak desde el inicio de la invasión liderada por Estados Unidos en marzo de 2003.

Un soldado iraquí vigila el lugar de un atentado suicida en Bagdad este lunes en el que murieron al menos seis personas y otras 14 resultaron heridas.
Un soldado iraquí vigila el lugar de un atentado suicida en Bagdad este lunes en el que murieron al menos seis personas y otras 14 resultaron heridas.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS