Morales envía al Ejército para evitar la ocupación de un pozo controlado por Repsol YPF

Los habitantes de O'Connor han anunciado una protesta para boicotear la reserva 'Margarita'

Evo Morales ha anunciado la actuación del Ejército boliviano para evitar la ocupación de Margarita, una planta de gas controlada por Repsol YPF, por los habitantes de O'Connor, en medio de un litigio territorial que esta localidad mantiene por la propiedad de la reserva de gas con sus vecinos de la provincia de Gran Chaco.

El Gobierno de Bolivia está elaborando "una estrategia junto al alto mando militar" -ha anunciado su portavoz, Alex Contreras- para que el campo Margarita no sea ocuapado. Este hecho no es nuevo: ayer mismo los habitantes de Yacuiba ocuparon otra reserva de gas, en esta ocasión controlada por la empresa Transredes, filial de Shell y Ashmores.

Más información
Bolivia prosigue el bombeo de gas a Argentina a pesar de las protestas

Las dos plantas se encuentran dentro del departamento de Tarija, donde está el 85% de las reservas de gas de Bolivia, calculadas en 48,7 billones de pies cúbicas, las segundas más grandes de Suramérica. Margarita, que tiene reservas por 10,5 billones de pies cúbicos de gas, está bajo el control de la hispano-argentina, en sociedad con la británica British Gas y con Panamerican Energy, vinculada a British Petroleum.

La planta de Transredes bombea gas hacia Argentina, aunque se desconoce si el boicot llegó a provocar el corte del suministro. De lo que sí hay balance es de las bajas registradas tanto en ésta como en otra protesta similar registrada en Villamontes: un muerto y al menos 20 heridos, algunos de bala.

De hecho, según ha explicado Contreras, la protección del Gobierno se va a ampliar a los campos y las instalaciones petroleras que están en Villamontes, donde se encuentra el yacimiento San Antonio, operado por Petrobras, y del que también es socia Repsol YPF.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Enfrentamiento entre la población y el Ejército en la planta de gas 'Margarita', en Bolivia.
Enfrentamiento entre la población y el Ejército en la planta de gas 'Margarita', en Bolivia.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS