Detenidos más de 100 policías mexicanos por supuestos nexos con el crimen organizado

El Ejército mexicano detuvo ayer a más de 100 policías de 12 municipios del Estado de Nuevo León y de los cuerpos de seguridad estatales para investigar sus presuntos nexos con el crimen organizado, según informó ayer el Gobierno regional.

El Estado norteño, que tiene frontera con Estados Unidos, registra actualmente una ola de violencia que ha dejado 51 asesinatos en lo que va de 2007, presuntamente relacionados con el narcotráfico.

Entre estos asesinatos, cometidos en su mayoría con armas de grueso calibre, destacan los de 18 policías, algunos de los cuales se presume que mantenían nexos con el crimen organizado y fueron víctimas de actos de venganza de los carteles de la droga que se disputan el control de las rutas hacia EE UU.

El anuncio de las detenciones fue realizado ayer por el director de Comunicación de Nuevo León, Omar Cervantes, quien detalló a la prensa que los arrestos se hicieron en los municipios de Abasolo, Pesquería, Los Aldama, Ciénega de Flores, Hidalgo, El Carmen, Mina, Marín, Zuázua, Higueras, Doctor González y Salinas Victoria.

Cervantes dijo que también están afectados por la medida "efectivos adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y a la Policía Ministerial", entidades dependientes del Gobierno del Estado, que encabeza Natividad González Parás.

El funcionario destacó que los policías detenidos quedaron en calidad de arraigados (a disposición de un juez pero sin acusación formal) para ser investigados sobre los hechos violentos que se han registrado en Nuevo León en las últimas semanas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El portavoz aseguró que la Secretaría de Seguridad estatal proveerá lo necesario para apoyar el establecimiento inmediato de las tareas de seguridad en los municipios mencionados.

Ésta es la primera gran acción del Ejército en el Estado desde que el 19 de febrero pasado agentes federales y soldados mexicanos se desplegaron por varios municipios de Nuevo León para tratar de contener la violencia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS